sábado, 25 de septiembre de 2010

GUATEMALA DE ANTAÑO- LAS CALLES DE MI CIUDAD - GUATEMALA 1881







En el  año de 1991 el Banco Industrial lanzó una campaña para volver a llamar a las calles del Centro Histórico con sus antiguos nombres.

Estos datos se encuentran detallados en el siguiente  folleto que el Banco Industrial publicó en ese entonces:




Las Calles de mi Ciudad

     Vuelven de nuevo con los nombres con que nacieron, vuelven a resurgir como símbolos de una identidad perdida, para revivirla, para amarla en el recuerdo, para reconstruir el espíritu con que nació y creció nuestra Guatemala de la Asunción.

     Nombres de nuestras calles, que durante más de un siglo y medio casi, fueron tradición y guía de nuestra hermosa ciudad capital.

     Desde  la 1a. a la 18 calle y desde la 1a. a la 12 avenida de la zona 1, vuelven a renacer y a recuperar su identidad, por iniciativa de la Municipalidad de Guatemala, el Club Rotario Sur, la asesoría del Museo Nacional de Historia y el patrocinio de su Banco Industrial, en homenaje a quien fuera su fundador y Presidente, Ing. Ramiro Castillo Love.



     Nuestra ciudad ha ido perdiendo su identidad, lenta pero inexorablemente. Ya no es la de antes ni volverá a serlo.

A pesar de ello, perduran sus tradiciones y el espíritu que modeló sus primeros cimientos desde aquel 1 de enero de 1776 cuando la capital fue trasladada del Valle de Panchoy al Valle de la Ermita.

      Entonces, sobre los trazos en cuadrícula de la Nueva Guatemala de la Asunción, fueron surgiendo sus calles, una a una, hasta llegar a dividir 17 cuadras, de norte a sur, y 11, de oriente a poniente.

      Los habitantes de la ciudad iban nombrando esas calles, identificándolas con algún detalle del diario vivir o rememorando hechos más o menos trascendentes.

      Sin embargo, el transcurso del tiempo aportaba nuevos sucesos y la tradición oral recogía la alteración de los nombres originales, creando otros diferentes, razón por la que-para evitar confusiones- se busca oficializar la nomenclatura, tal el caso de la propuesta del Lic. Don Manuel Estrada Cerezo, aprobada el 11 de julio de 1855.

      Hoy, en el ocaso del siglo XX, los nombres de las calles y avenidas del casco central de nuestra ciudad vuelven a recibir su antigua identificación, la cual puede consultarse en el plano que aparece en las páginas centrales de este impreso. Los nombres, en su mayoría, corresponden al plano oficializado en 1855, aunque posteriormente con el correr de los años un buen número de vías citadinas hayan cambiado por otras denominaciones diferentes de las originales.

     Una acuciosa investigación sobre el origen de esos nombres, nos permitió conocer las historias de cuarenta de ellos, las cuales el lector podrá disfrutar en este folleto.

      Nuestro propósito al patrocinar este hermoso proyecto, ha sido el de rescatar, en espíritu, esa identidad perdida, para resucitar parte del alma de aquella capital que vivieron nuestros abuelos y bisabuelos y preservar, con esos nombres, el sentimiento de una tradición digna de mantenerse.










Actual 6a avenida A en la parte que corre entre el Palacio Nacional y el parque de San Sebastián. El nombre le fue dado en honor a nuestra Señora del Manchén que se veneraba en la antigua ciudad de Santiago de Los Caballeros, pero que después del terremoto de 1773 acompañó a los primeros vecinos que se trasladaron al Valle de la Ermita.



El traslado de la ciudad a su actual asentamiento no se hizo sin ninguna resistencia y los primeros pobladores, poseídos por la nostalgia, querían que la  nueva capital fuera una réplica fiel de la ciudad de Santiago de Los Caballeros.



De esa cuenta, en los primeros años los nombres de las calles correspondían a los de la tercera capital del Reino de Guatemala, como en el caso del callejón del Manchén.





Durante la mitad del siglo XIX, a la 14 calle, en la parte que va de la 8a a la 10a avenida, le llamaban Calle de las Beatas, probablemente debido a la presencia de la Iglesia de Beatas, situada en la esquina de la 9a avenida.

También se le llamó la Calle del Godo y Calle de San Francisco, pero iniciaba su recorrido desde la 6a avenida.

 En el lado poniente, de la 1a a la 4a avenida, la 14 calle se llamó Calle de La Tormenta, sin embargo, después de 1881, empezaron a llamarle Calle de Las Monjas.









Su nombre se oficializó en 1850 y comprende la parte de la 8a avenida que va desde la 1a a la 6a calle.



En esta avenida tenía su residencia el presidente Rafael Carrera.






La calle de Carrera fue por un tiempo la más elegante de la ciudad.



Las familias más notables de la época hicieron construir en ella lujosas mansiones de muros laboriosamente decorados




 y artísticos balcones de hierro forjado sobre los altos ventanales que iluminaban a los espaciosos salones.




De lado sur, esta misma avenida se llamaba Calle del Carmen, por la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen.



En la calle de Carrera, , en el recorrido al Palacio o a la Catedral, competían en ostentación brillantes victorias


Se observaban elegantes cabriolés, agiles landós,


Así como los más finos corceles en que se conducían los encumbrados vecinos del Presidente.








A la actual 7a avenida se le conoció originalmente como Calle de La Asamblea en el sector que corre de la 8a a la 12 calle.



En la calle del Comercio, originalmente calle de la Asamblea, vivió por un tiempo el Licenciado Manuel Estrada Cabrera.



Después de 1881 tomó el nombre de Calle del Comercio y se extendió, hacia el sur, hasta la 17 calle.




Mientras que en el sector norte, de la 1a a la 6a calle, se le llamó Calle de Concepción.










Corría por la actual 1a avenida desde la 1a hasta la 8a calle y conducía al pequeño Barrio de la Floresta, situado en el sector norte de la ciudad, entre la 1a y 3a calles.




En dirección sur, de la 8a a la 16 calle recibía el nombre de Calle del Hospital, por el Hospital San Juan de Dios.



Es escenario de múltiples apariciones de los personajes que habitan las leyendas de la tradición oral guatemalteca.






Es el nombre con el cual se conoció a la 18 calle en el tramo que va de la 6a a la 10a avenida, aunque algunos la llamaban también Calle del Cielito.



aludiendo al cerro que se levantaba entre la 7a y 8a avenidas.




Cuando se convirtió en el recorrido de los desfiles militares que se dirigían a la antigua Plaza de Toros, ubicada en la actual plazuela Barrios


entonces la 18 calle cambió su nombre a Calle de las Retretas.



Al otro extremo, de la 1a a la 4a avenida, recibía el nombre de Calle del Perú, pues conducía a una antigua pila colonial así denominada. la Calle del Perú prolongó después su tramo hasta la 6a avenida.







Después de la Independencia, el tramo de la actual 9a calle que va de la 3a a la 6a avenida empezó a ser llamado Calle de La Independencia.



Más arriba, de la 1a a la 3a avenidas se le denominó Calle de La Libertad y, posteriormente, Calle de Pierson.



Hacia el oriente, de la 6a a la 13 avenida recibió el nombre de Calle de las Beatas de Indias.







Originalmente a la 17 calle, en la parte que va de la 6a  a la 10a avenida, se le llamó Calle de La Joroba debido a una pronunciada elevación del terreno que había entre la 7a y 8a avenida.




En el otro extremo, de la 1a a la 4a avenida se le denominaba Calle de La Ladrillera

Después de 1881 a la parte final de la Calle de La Joroba se le empezó a llamar Calle Del Llano, ya que terminaba cabalmente en los Llanos de Gerona; pero al poniente, de la 1a a la 6a avenida, se le empezó a llamar Calle de Las Animas, pues se convirtió en paso obligado de los sepelios que se dirigían al nuevo Cementerio General; la Calle de las Animas terminaba en la 1a avenida y los cortejos fúnebres aún tenían que atravesar los Llanos de Palomo y de Bolaños, actualmente la zona 3.









Corría por la actual 11 calle, de la 8a a la 12 avenida. En el extremo opuesto, de la Avenida Elena a la 1a avenida se le llamó Calle de Los Boches y también Callejón de Luna.



Posteriormente, de la 6a a la 12 avenida, la antigua Calle de La Libertad pasó a llamarse Calle de Los Inocentes, pero en dirección poniente, de la 1 a la 3 avenida, la llamaron Calle del Angel.




En los planos originales de la ciudad, la calle tenía tope en la 5a  avenida, pero continuaba en la 4a avenida y llegaba hasta el antiguo cementerio de la 1a avenida.



Al eliminarse el tope, que era constituido por el mesón San Agustín, la calle corrió entonces sin interrupciones desde la Avenida Elena hasta la 13 avenida.









Se le llamaba así al tramo de la 9a avenida que se extiende de la 8a a la 17 calle.


Mientras que de la 2a a la 8a calle esa misma avenida recibió el nombre de Calle del Sagrario hasta 1881,


 año en que empezó a ser conocida como Calle de La Victoria.



A la calle de la Universidad se le dio ese nombre porque en ella se encontraba  la Facultad de Derecho, en la esquina de la décima calle y novena avenida



La calle de la  Victoria, anteriormente Calle del Sagrario, tomó su nombre, porque en el edificio aún sin estrenar del antiguo Mercado Central


se dio albergue, por un tiempo, a las tropas victoriosas que comandaban Justo Rufino Barrios y Miguel García Granados




Durante el gobierno del General Ubico, se le denominó Avenida del Comercio.


Esto fue  por iniciativa de los comerciantes del lugar, quienes le proporcionaron nueva imagen y el prestigio de ser la primera avenida del país que se pavimento






Por el año de 1881 la Calle de Mercaderes corría por la actual 8a calle, desde la 6a hasta la 12 avenida.



Anteriormente, a las dos últimas cuadras se les conocía como calle de Molina


A la calle de mercaderes la animaban los comercios de novedades


los restaurantes de primera y los hoteles lujosos


Por ella transitaron famosos artistas de las compañías de opereta y zarzuela


también conoció a toreros legendarios como el "Machaquito" y  "Mazanttini"


Muchos visitantes notables se hospedaron el el Hotel Unión


la calle de Mercaderes conoció, en el restaurante La Selecta, de la bohemia y las discusiones elevadas de José Hernández Cobos, Miguel Angel Asturias y otros brillantes poetas e intelectuales


Al otro extremo, de la 1a a la 3a avenida, la 8a calle era conocida como Calle del Santuario,



nombre que tomaba del Hermoso Santuario de Guadalupe






La 5a avenida, de la 8a a la 17 calle se llamó Calle de San Agustín.




Del lado norte, de la 1a a la 6a calle, era llamada Calle de La Amargura, pero después de 1881 fue denominada Calle del Cuño.






Nombre con que se conoció a la parte de la 4a avenida que va de la 2a a la 8a calle.



Cuando se creó la escuela de estudios militares empezó a llamarse Calle de la Escuela Politécnica.


la  que se instaló en el antiguo convento de los recoletos 



En dirección sur, de la 8a a la 17 calle, se le denominó Calle del Hospicio.







Se le llamó así a la 3a calle, desde la 6a a la 12 avenida.


Pero en dirección a la Avenida Elena, siempre desde la 6a avenida, tomaba el nombre de Calle del Colegio.







Comprendía la sección poniente de la actual 5a calle, desde la 1a hasta la 4a avenida y marcaba el límite del antiguo Barrio de Santa Catarina.



En el lado oriente, desde la 6a hasta la 13 avenida, se le llamó Calle de La Merced.








Del templo de Santa Clara tomó la 13 calle su primer nombre y lo ostentaba desde la 6a hasta la 12 avenida; mientras que en el otro extremo, de la 1a a la 4a avenida, se llamó Calle de La Tortuga.


Después de 1881 a la Calle de Santa Clara empezaron a llamarle Calle de Los Tres Puentes.


Por ese tiempo la Calle de La Tortuga cambió su nombre a Calle de San Francisco.








La Iglesia de Santa Rosa fue la primera Catedral de la ciudad de Guatemala y de ella tomó el nombre la parte de la 10a avenida  que se extiende de la 1a a la 8a calle.




En dirección sur, de la 10a a la 12 calle, hasta 1881 se llamaba Calle de Belén.


Posteriormente se le denominó Calle de Capuchinas.


Se extendió hasta la 18 calle en donde cambiaba a Calle de La Barranquilla y llegaba, pasando por atrás de la Estación del Ferrocarril, hasta el puente del mismo nombre.




Se llamó así originalmente a la parte de la 4a calle que va desde la 6a hasta la 10a avenida; en dirección opuesta, de la 1a a la 3a avenida tomaba el nombre de Calle de Caridad.







Parte de la actual 12 avenida que va desde la 2a hasta la 6a calle.




se le conocía así en el siglo XIX y principios del siglo XX


A partir de la 12 calle esta misma avenida se transformaba en Calle de Santo Domingo y conservaba ese nombre hasta  la Cuesta del Purgatorio, es decir, la 16 calle de nuestros días.




Esto ocurre a partir de 1808 en que se concluye la construcción del templo de Santo Domingo







La 6a calle, en el tramo comprendido entre la 1a y la 3a avenida. 


Posteriormente, de 1881 a 1908 se le dio el nombre  de Calle del Incienso, pero llegaba hasta la 6a avenida.



La Calle del Incienso llegaba hasta el legendario Portal del Señor, justamente donde ahora se levanta el Palacio Nacional.




Mientras que en dirección oriente, de la 6a a la 12 avenida, tomó el nombre de Calle del Obispo.









A la 10a calle, de la   4a avenida se le llamó Calle de La Pelota. Aunque después, de la 1a a la 6a avenida se le denominó Calle del Hospital.



En el lado oriente, su primer nombre fue Calle de Capuchinas de la 8a a la 12 avenida, pero a partir de 1881 se le llamó Calle de La Paz y se iniciaba en la Calle real o sea la 6a avenida.






La 2a calle, de la 6a a la 13 avenida, era conocida como Calle del Manchén. En el otro extremo, de la 3a a la 6a avenida, se le llamó  Calle de La Flecha.








Corría en dirección sur por la actual 2a avenida, desde la 10a hasta la 16 calle.




 Del lado norte, de la 1a a la 8a calle esa misma avenida se llamaba Calle de Los Paulinos.





Después de 1881 el nuevo nombre de Calle de Guadalupe identificaba a su parte central, es decir de la 6a a la 8a calle.










Fue el primer nombre que le dieron a la parte de la 16 calle que va de la 6a a la 12 avenida.

En el extremo poniente, de la 1a a la 4a avenida, fue llamada Calle del Peligro.

Después de 1881 pasó a llamarse Calle del Encanto y la Calle del Peligro pasó a llamarse Calle de Los Cordeleros.







Calle del Sol se llamó por un tiempo al tramo de la 7a calle  que se extiende hacia el oriente, de la 8a a la 12 avenida,



anteriormente ese mismo tramo fue conocido como Calle de La Providencia y, antes de 1881, como Calle del Ojo de Agua.
Al otro extremo, de la 1a a la 3a avenida se le llamó Calle del Cuño, 



luego en 1881 con el nombre de Callejón de La Monja y finalmente, se le denominó Calle de La Flecha, nombre con el cual llegó hasta la 5a avenida, allá por 1908.






La calle del teatro se extendía por la 11 avenida, desde la 1a hasta la 8a calle.



Se llamaba así porque en ella se erguía la imponente fachada neoclásica del Teatro Colón o Teatro de Carrera, destruido por los terremotos de 1917-1918 y quedaba en lo que hoy es el Parque Infantil Colón, con el frontispicio sobre la 11 avenida.



Hacia el sur, la 11 avenida llegaba hasta la 18 calle y se le conocía como la Calle del Taladro.



Anteriormente se le había llamado Calle de La Pileta y también Calle de La esperanza.






Parte de la 6a avenida A, que se extiende de la 14 a la 18 calle.



Luego, en 1850, empezó a llamarse Callejón Concordia y finalmente, a principios del siglo XX, fue conocida como Callejón de La Aduana.











La actual 6a avenida, su nombre provenía de una costumbre española implantada en Guatemala durante la colonia.







Con ese nombre se extendía hacia el sur desde lo que hoy es la 8a hasta la 18 calle.



La Calle Real” así se le llamó, antes de cambiar la nomenclatura de las calles a números


ha sido por muchos años, una de las avenidas más importantes de la ciudad, por ella pasan desfiles y conmemoraciones chapinas , como las procesiones de Semana Santa y el desfile del 15 de septiembre en honor a la independencia del país


En cuanto a la “Calle Real”, la misma se trazó de norte a sur comenzando en el Plaza Mayor y terminando en la Plaza de San Francisco, 13 calle.


Recibió ese nombre como consecuencia de la construcción del Palacio Real


y su configuración quedó cimentada después de la edificación de los templos de San Francisco y Santa Clara en los años 1851 y 1852, respectivamente.


Once años más tarde, debido al enfrentamiento con las tropas salvadoreñas por el lado sur y saliendo derrotadas,


el presidente Rafael Carrera toma la decisión de erigir un plaza en la manzana a inmediaciones del Cementerio de San Francisco


y que estaba destinada para la Parroquia de los Remedios, y que a partir de ese momento recibiría el nombre de Plaza de la Victoria.


Esta plaza cambiaría, a su vez, su nombre por el de Parque Concordia en la época liberal 


y, por último, desde 1966 llevaría el nombre con el que se le conoce actualmente: Parque Enrique Gómez Carrillo.


Con esta acción, la vía se extiende hasta el cerro donde estaba originalmente la iglesia de El Calvario en la 18 calle, frente al cerro.


Otro nombre que recibió la avenida fue el de “30 de junio” para conmemorar la ascensión del gobierno liberal de Justo Rufino Barrios, en 1871


Sin embargo, el mismo fue cambiado seis años después, debido a que se instauró el sistema de nomenclatura por número a las calles y avenidas, 


designándose la “Calle Real”, desde entonces, como “Sexta Avenida” y es así como se la conoce hasta nuestros días.


Desde entonces, ha servido de escenario a muchos acontecimientos de diversa índole



que van desde los políticos, económicos hasta los culturales y sociales. 



A sus márgenes se instalaron los mejores almacenes y oficinas.


También contribuyó el perfil arquitectónico que se dio a los edificios y casas allí construidas.




En 1914, la visión que se tenía de la Sexta Avenida era que:


En 1926, José Antonio Villacorta, en la Monografía del Departamento de Guatemala, describe esta avenida de la siguiente manera:




Asimismo, debido al crecimiento de la ciudad, y su visible expansión hacia el sur,


el gobierno del presidente Lázaro Chacón (1926-1930) declara, el 11 de diciembre de 1929, de utilidad y necesidad públicas la prolongación de la Sexta Avenida Sur de la ciudad de Guatemala,


desde el cerro de El Calvario hasta el Acueducto de Pinula.


Esta obra redundó en el positivo mejoramiento urbano y de accesibilidad a la capital.


La prolongación recibió el nombre de “George Washington”. 


Sin embargo, hay que resaltar que todavía había un obstáculo a superar para que la vía fuera expedita desde Jocotenango hasta el Acueducto de Pinula, dicho obstáculo  era el cerro de El Calvario.


Problema que fue resuelto con la construcción del nuevo templo del Calvario: La Parroquia de Nuestra Señora de los Remedios en noviembre de 1932. 


Se cuenta, también, que, desde el inicio la Calle Real era empedrada, como las calles de La Antigua Guatemala,


hasta que en 1931, dentro de las primeras acciones de revitalización económica del país ejecutadas por la administración del presidente Jorge Ubico (1931-1944),



se aplicó la primera capa de concreto y luego asfalto en esta importante vía.



Otra de las mejoras, es la colocación de semáforos, en 1930, en la sexta avenida para sustituir la antigua sombrilla del agente de tráfico.



Aparato que funcionaba con electricidad 


y fue construido por el señor W. O. Sáenz de Viteri, fabricante de anuncios luminosos.


La firma Castillo Hermanos patrocinó su construcción para ser obsequiado al servicio público.


El semáforo, en la parte alta llevaba un juego de doce luces,


tres para cada rumbo de la calle, en los colores rojo, amarillo y verde, 


los cuales funcionaban alternadamente marcando el alto, el cruce y el adelante.



Llevaba también un timbre de alarma


que funcionaba para indicar que el tráfico se suspendía en las cuatro direcciones, cuando por algún motivo había necesidad de tomar esta medida.


El aparato funcionaba mediante la vigilancia de un agente colocado a alguna distancia del semáforo


y que hacía las conexiones, valiéndose de una pequeña palanca.


Luego, en los años 80, el tramo de la 19 calle y 6ª avenida hasta el Acueducto de Pinula 


es rebautizado con el nombre de “Boulevard Mario Méndez Montenegro”


y se coloca el busto de este personaje histórico en la 6ª avenida y 19 calle, zona 1,


frente al edificio de la comuna.



Se pueden rememorar antiguos lugares, la mayoría ya desaparecidos: el Franckfurt que servía apetitosas tortillas con salchicha arropadas en guacamol;


el Cine Lux con su galería desde la cual el público se deleitaba con con películas argentinas, gringas y mexicanas;


la Joyería La Marquesa mostrando anillos, pulseras y relojes inalcanzables;


el almacén Mi Amigo con su  anuncio: “La cigüeña los trae y Mi Amigo los viste”; 



el Salón Palacio que mitigaba la sed de empleados y estudiantes con frescos de tamarindo, mora y horchata.



 la Sexta Avenida es el resultado de los cambios políticos y sociales que se produjeron en la ciudad y el país y se han visto reflejados en esa vía


Elegantes carruajes transitaban por la Calle Real. En el verano se formaba una fuerte polvareda y en el invierno molestaba el lodazal.



 A los costados de esa calle,  se encontraban grandes y lujosas residencias. Allí vivían las familias acomodadas. Así fue durante el último cuarto del siglo XVIII y en todo el XIX.


La Calle Real se empezó a formar en 1776, cuando la capital se trasladó al Valle de la Ermita


La Sexta Avenida es el punto urbanístico que define a la Ciudad de Guatemala, pues ha estado ligada a los diversos cambios del país, desde la moda y los estilos de vida, hasta la economía y la política


En 1877  se aplicó la nomenclatura por número a las vías.


Se les dio el título de avenidas a las que tenían dirección norte-sur, 


y calles a las de oriente-poniente, 


por lo que le correspondió a la Calle Real el nombre de Sexta Avenida. 


De la 8a. a la 18 calles se le conoció como Sexta Avenida Sur



y de la 8a. hacia el Parque de Jocotenango, Sexta Avenida Norte.


En 1879 se estrenó alumbrado público de gas —antes, en 1835, tenía lámparas de cebo



En 1882 se construyó el tranvía, y en 1884 se instalaron los primeros teléfonos en los edificios del sector. Un año después el alumbrado era eléctrico.



A partir de 1952 se le conoció como Sexta Avenida


"SEXTEAR": Era el arte de ir a dar un colazo por la 6ta. avenida de la Zona 1, de sur a norte y viceversa


 y servía  para shutear, vitrinear y ver que había de bueno y barato 



La construcción del teatro Lux en los años 30 del siglo XX, inicia el proceso de modernización de la antigua Calle Real, que transformó su imagen romántica del siglo XIX, pero no su atmósfera propicia para el intercambio social y comercial.




PASEO REAL LOS NARANJALITOS




Hacia el norte tomaba el nombre de Calle de Jocotenango , 


y terminaba en la actual 1a calle,


muy cerca del pueblo de Jocotenango, 


ubicado en lo que ahora es el parque Morazán, 


rebautizado recientemente como parque Jocotenango.


El sector era uno de los principales recorridos de la Ciudad en el siglo XIX, 


conocido como el Paseo Real de los Naranjalitos.



CALLE REAL DE JOCOTENANGO


Con el tiempo se convirtió en la Calle Real de Jocotenango, en la que circulaba el tranvía que venía de la Plaza Jocotenango. 


En el centro de la plaza destacaba, por su altura,  una gran ceiba . 






Se llamaba así al pequeño tramo de la 6a avenida A que comunica a la 10a con la 11 calle.






Se identifica hoy como la 9a calle A y que se extiende de la 3a a la 5a avenida.



En este lugar, sobre la casa No 6 cayó, en 1929, el avión "Centro América" piloteado por el héroe de la aviación nacional Jacinto "Chinto" Rodríguez Díaz.







La actual 3a calle A, entre la 1a y 2a avenida, formaba parte del antiguo Barrio de La recolección, comunicando a la Calle de La Floresta con la Calle de Los Paulinos.







Actual 11 avenida A, desde la 5a hasta la 7a calle.

Nacía a un costado de la Iglesia de la Merced.






Se extendía por la actual 3a avenida A, de la 1a a la 4a calle, 


posteriormente le llamaron Callejón de Schumann.









La 6a avenida A, entre la 1a y la 2a calle.



Era muy concurrido por un tanque que aparecía ya registrado en los planos de la ciudad del año 1846 y formaba parte de la plazuela de San Sebastián, posteriormente fue trasladado a una hondonada de la 6a avenida A donde aún funciona.







Se abría paso de la 3a a la 4a calle por la actual 2a avenida A en el antiguo Barrio de La Recolección.








Parte de la actual 4a calle A que corre de la Avenida Elena a la 3a avenida.


También se le conoció como Callejón de Santa Catarina.






La actual 15 calle A de la 9a a la 13 avenida, que conducía a la finca del mismo nombre, cuyas tierras empezaban en los Llanos de Gerona y marcaban el límite oriental del casco urbano de la ciudad.







El nombre de la 14 calle A que se extiende de la 9a a la 12  avenida, en virtud de que allí existía un famoso taller que se dedicaba a la fabricación de carretas y carretones.









Conocido también como Callejón de La Merced, comprendía a la 11 avenida A en el tramo que se extiende entre la 1a y 3a calle. 

Cuna de los innumerables y terroríficos espantos de nuestra tradición oral.







La 10a avenida A, de la 2a la 7a calle, llamado así en honor al miniaturista Francisco Cabrera (1781-1845),






 a quien apodaban El Fino y que nació, vivió y murió en este callejón. 


Aunque su fama era grande, su fortuna permaneció precaria 













LOS GUARDAS DE LA CIUDAD




 La nueva Guatemala fue diseñada siguiendo los modelos de Europa, por lo que a finales del siglo XVII nuestra capital tenía 5 entradas oficiales que se le conocían como los Guardas,


 y consistían de una garita donde se cobraba un impuesto a los comerciantes que traían sus mercaderías en mula o carretas, algo así como un peaje por entrar a vender a la ciudad.  



Los Guardas estaban en puntos estratégicos. 


A la entrada del Guarda había una gran puerta custodiada por soldados que la abrían a las 6 de la mañana y la cerraban a las 6 de la tarde. 



Al oriente se encontraba el Guarda de Pinula, ubicado por donde ahora es la Villa de Guadalupe. 



 El Guarda de la Barranquilla, se encontraba por donde hoy está el Gimnasio Teodoro Palacio Flores. 






Hacia el nor-oriente se ubicaba el Guarda del Golfo Dulce, a la altura de La Parroquia en la zona 6.



Se le llamaba así por qué era la salida hacia el lago de Izabal, que entonces se conocía como Golfo Dulce. 




Hacia el occidente estaba el Guarda del Incienso, al final de la 8ª. calle de la zona 1,


 muy cerca del actual puente El Incienso. 




 Y hacia el sur se ubicaba el Guarda Nuevo de Mixco, 


aproximadamente por lo que hoy es el Trébol y que aún muchos lo conocían como el Guarda Viejo. 


Este Guarda era muy importante por qué controlaba la circulación de viajeros y comerciantes entre la Antigua Guatemala y la capital. 



El Guarda Nuevo de Mixco quedaba tan lejos, que se tomaba un camino polvoriento que partía de la ciudad y pasaba por unas grandes llanuras y que con el tiempo esté camino de tierra se convirtió en lo que hoy se conoce como la Avenida Bolívar.







  LA NUEVA GUATEMALA DE LA ASUNCION



La actual ciudad de Guatemala está asentada en el Valle de la Ermita desde el 2 de enero de 1776, por decisión del Rey Carlos III, 




quien ordenó su traslado desde Santiago de los Caballeros de Guatemala debido a la destrucción ocasionada por los terremotos de 1773. 



Este asentamiento recibió el nombre de la Nueva Guatemala de la Asunción y fue el cuarto traslado desde la llegada de los españoles. Continúo al poblado de la Ermita, hoy barrio La Parroquia, donde se asentaron, de forma irregular, los primeros pobladores. 




 El trazado de la Nueva Guatemala de la Asunción fue encargado al Arquitecto Luis Diez de Navarro, pero contó con algunas modificaciones propuestas por el Arquitecto español Marcos Ibáñez en 1778. 



Siguiendo las ordenanzas reales, la ciudad se diseñó con plano ajedrezado con una plaza mayor al centro y cuatro plazas secundarias equidistantes de ella. 



 Las calles fueron trazadas en líneas de oriente a poniente y de norte a sur, alrededor de un espacio abierto, llamada “Plaza de Armas”. 



 La primera subdivisión administrativa se efectuó en 1791, dentro del marco de introducción del Sistema de Intendencias en la NuevaEspaña, teniendo como resultado la subdivisión de la ciudad en seis cuarteles con dos barrios cada uno. 




 De la época de la independencia a la época liberal la ciudad sólo constituía el actual centro histórico, con algunos suburbios y pueblos cercanos que la abastecían. 



A partir de 1869, se llevó a cabo un crecimiento hacia el Sur de la ciudad debido a la construcción del muelle en el puerto de San José, en el Pacífico,que activó la economía y el tráfico comercial. 




 De 1879 a 1885 ocurren cambios físicos en la infraestructura de las calles, pues la parte central de la ciudad es adoquinada, se introdujo el alumbrado público de gas, siendo posteriormente sustituido por el eléctrico. 




 Desde 1892 se empiezan a crear nuevos barrios para los inmigrantes del área urbana y en el Sur de la ciudad se implantan suburbios para la clase privilegiada. 




Los espacios abiertos se jardinizan, se construyen nuevos edificios públicos y residenciales vestibulados interiormente para poder observar por ventanales y balcones el exterior que se empezó a tratar con jardineras . 




 Asimismo, se inician los trabajos de expansión física urbana, ya que se plantean nuevas trazas para las áreas de crecimiento y para ampliar los ejes principales, especialmente hacia el Sur y Norte.



 Los terremotos de 1917 y 1918 que destruyeron gran porcentaje de la ciudad provocaron que ésta se expandiera aceleradamente. 




 En la década de La Revolución (1944) se reestructuró la morfología de la ciudad de Guatemala y de su centro histórico. 




Los espacios conmemorativos utilizados anteriormente fueron convertidos en recreativos; además, la obra física se dedica al equipamiento en salud y educación.



 En el período de 1948 -1952 la centralidad de la ciudad se desborda y esto origina que se prolonguen los ejes viales.




 A partir de esta época la ciudad de Guatemala se convierte en metrópoli,



su centro histórico inicia un proceso de transformación ya que las edificaciones originales se destruyen para adoptar nuevos patrones estilísticos arquitectónicos 




y, principalmente, se cambia el uso del suelo. 




 Aunque los cambios no modificaron la traza original sí provocaron que la identidad que tenía la ciudad originalmente se perdiera.






CALLES Y CALLEJONES  





Los callejones básicamente son calles angostas o pasos estrechos, delimitados por casas, muros, etc. 



En el Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala los callejones forman parte del trazo original de la ciudad que hizo Marcos Ibáñez, con el propósito de cortar trozos muy grandes en el diseño. 


 Por lo general topaban con una edificación importante como los templos católicos y/o conducían a alguna pila o lavadero. 



La mayoría se localiza en la actual zona 1 de la Ciudad de Guatemala. 



Algunos callejones recibieron  nombres muy peculiares como de Pavón, de la Cruz, de Jesús, del Manchén, Del Fino y de Dolores. 



Algunos años después de la independencia otros callejones recibieron los nombres del Colegio (Recolección), Melgar, de la Aduana, de Córdova, El Retiro, luego callejón Normal-, de La Amargura o de Candelaria. 



La gente encontraba fácil nombrar y conocer las calles con nombres diferentes, derivado de alguna casa, edificio, suceso ahí ocurrido o ya sea porque ahí viviera algún individuo conocido por alguna hazaña o actividad u oficio a que se dedicara. 



De esta forma encontramos que a la cuarta calle poniente la llamaban de Caridad, la Sexta oriente del Obispo y la poniente del Cuño o del Incienso; la Séptima Oriente Calle del Sol, de La Providencia, del Caballo Rubio y del Ojo de Agua



Cada cuadra de esta calle tenía diferente nombre como se puede apreciar, la octava oriente desde Santa Rosa, hasta la esquina del Palacio del Gobierno, se le llamó de Mercaderes, siendo en esta vía el comercio muy activo habiendo tiendas pequeñas, bajo el portal de Aycinena y en las demás cuadras hacia la Plaza Vieja las llamadas achimeras tenían sus puestos en el citado portal.



 La novena oriente era llamada del Lagartero, después del Seminario y por último del Teatro; la Novena poniente de la Libertad, la Décima oriente de La Paz.


 La Once oriente de los Inocentes y del lado poniente que no tenía interrupción cuando fue trazada la ciudad la interrumpía el Mesón de San Agustín y antes el de Luna. 


 La Doce oriente era la Calle de La Armonía y la poniente de Las Victorias, la trece oriente de los Tres Puentes y la poniente de La Flor, nombre que nuestros abuelos le dieron a una fondita donde se les preparaba una bebida caliente para curar el efecto terrible de la goma o resaca motivada del abuso de las bebidas alcohólicas. 




A la Catorce oriente le decían Calle de Las Chucheras; la quince oriente de Maternidad; la Diez y seis oriente del Francés; la Diecisiete oriente del Cielito y la Dieciocho oriente de La Plaza de Toros.




Se dieron nombres raros a callejones, tales como:

Callejón Del Judío - ya que se dice que ahí vivió un sujeto con el apodo del Judío; -

Callejón del Martinico - en este también vivió Martín Martinico, un hombrecillo de oficio cohetero, muy popular en Guatemala.- 

Callejón de Maravillas - le llamaron así ya que en el pavimento crecía a regular altura, una planta llamada Maravilla.-

Callejón del Rey - porque había una fonda o venta de aguardiente que tenia pintada en la pared del exterior la figura de un rey con una copa en la mano.- 

Callejón de Soledad - porque era una calle muy solitaria, que nadie transitaba de noche por miedo a los espantos, especialmente a los duendes.- 

Callejón de Huérfanas o del Niñado - porque en la parte oriental se hallaba la Casa de Huérfanas.- 

Callejón del Carrocero - le llamaron así porque en una casucha vivía cierto sujeto, enano, gordo, de musculatura fuerte que poseía extenso y bien acreditado taller de carrocería. 




















 Luego de muchos años de haberse puesto estos nombres y al ir sucediéndose casos distintos; unos nombres se iban olvidando y otros iban surgiendo y para que esto no sucediera y se dejara algo más perdurable en la mente de la gente el Ayuntamiento le pidió al Licenciado Don Manuel Estrada Cerezo quien fungía como regidor municipal  elaborar documentación y plano de la ciudad haciendo demarcación de calles y numeración de las casas, siendo aprobado el 11 de julio de 1855, en tiempos del gobernante Capitán General Rafael Carrera. 

 La correlación de las nomenclaturas en este plano aparece de la siguiente forma:

AVENIDAS DE LA 1a A LA 12 AVENIDA 

 1ª avenida Norte - Calle de La Floresta.



Por el sur Calle del Hospital.






 2ª avenida Norte - Calle de Los Paulinos.



 En el lado sur Calle Del Niñado.


 2ª avenida "A" - Callejón del Colegio, comprendía de la 3ª a la 4ª calle por el lado norte. 






 3ª avenida norte - Calle del Olvido o calle de los Recoletos. 


Del lado sur se llamó calle de la Soledad y de Las Balsells.



3ª avenida "A" Norte - Calle de La Cruz. 




 4ª avenida Norte - Calle de la Escuela o del Oratorio  




Y del lado sur fue llamada  del Hospicio. 




 5ª avenida Norte - Calle del Cuño  y por el lado sur calle de San Agustín. 



Al final de la 5ª avenida desde La Concordia hacía el sur, Calle de Las Chicherías y luego del Perú, por estar en el barrio del mismo nombre. 



 6ª avenida Norte - Calle de Jocotenango.



 En el lado sur tomaba el nombre de Calle Real.





 6ª avenida "A" Norte - Callejón de La Soledad, de la 1ª  a  la 2ª  calle.


 Callejón del Manchén, de la 3ª  a  la 4ª  calle.



Por la parte sur,  Callejón de Córdova, de la 10ª a la 11 calle.



El antiguo Callejón de La Aduana después se llamó Callejón Concordia, 



corría de la 14 a la 18 calle. 



 Y en la misma 6ª  av. "A",  pero en un sector que, para esa época,  estaba afuera de la ciudad,  la imaginación popular bautizó a esa misma avenida como Callejón Decauville en el trayecto de la 18 a la 21 Calle sur de la actual zona 1. 


 Este nombre fue puesto ya que en las cercanías era donde estaba la estación del trencito Decauville que funcionó en la ciudad, prestando servicio de pasajeros de ahí hacía la Villa de Guadalupe. 







 7ª  avenida Norte - Calle de La Concepción tomado por la iglesia de La concepción que se hallaba en ese lado. 



Por el Sur  se llamó Calle del Comercio. 




 8ª avenida Norte - Calle de Carrera.




 Por el sur Calle del Carmen y de Las Jicay. 


Uno de los edificios emblemáticos de la octava avenida es la Casa Larrazabal 


En ella se localizan otros importantes edificios como la Casa Montoya y la iglesia Del Carmen






 9ª  avenida Norte - Calle de La Victoria.



 Por el Sur Calle de La Universidad,





 Calle de la Sociedad, De Granillo , de Chispas, 



Era una de las vías por donde circulaba el antiguo Tranvía



así como importantes comercios se levantaron en sus aceras



al norte de esta importante arteria se levantó el Mercado Central


Tuvo, además, un amplio movimiento comercial y hotelero



En ella se ubicaba a la antigua Facultad de Derecho


También se le conoció como la calle de La Plaza de Toros. 




9ª  avenida "A" - Callejón de Corona. 

10ª  avenida Norte - Calle de Santa Rosa.



 En el sur,  que al principio tuvo el nombre de Capuchinas,


 le pusieron Calle de Gálvez.






10ª  avenida "A" - Callejón Del Fino,  corriendo de norte a sur de la 1ª a la 7ª calle .






11 avenida Norte - Calle de La Esperanza.



En el sur Calle del Teatro.



También llamada Calle de la Pileta.  





 

11 avenida "A" Norte - Callejón del Cerro,  de la 1ª A la 3ª calle y Callejón de Jesús  de la 5ª a la 7ª  calle. 

12 avenida Norte - Calle del Cerro. 



Fue el punto de inicio desde donde se trazó la ciudad, cuando se trasladó del Valle de Panchoy al Valle de la Ermita


 hoy 1ª Calle y 12ª Avenida de la zona 1 (antiguo Cantón del Centro)


 Aún hoy  al entrar por el lado de la 1ª calle puede verse uno de los árboles antañones  que los abuelos comentan fue allí donde  ahorcaron a Pie de Lana


Por el sur Calle de Santo Domingo. 






Calles de la 1ª a la 18 calle 

1ª calle - Tuvo nombre sólo del lado poniente y se le conoció como Calle de La Feria por situarse cerca de los llanos de La feria de Jocotenango. 

2ª calle - Calle del Manchén,  de la 7ª a la 9ª avenidas. 


3ª  calle "A" Oriente - Callejón de Santa Teresa,  de la 9ª  a la 10ª avenida. 

Y por el lado poniente,  Callejón de Escuintlilla, de la 1ª a la 2ª avenida .

3ª  calle oriente - Calle de Las Túnchez  o  Calle de San Sebastián. 

Y por el poniente,  Calle de La Paz. 


 3ª  calle entre 2ª  y 3ª  avenidas-   Conocida además como la calle del Estanque




 y calle del Colegio. 





4ª  calle oriente - Calle de Santa Teresa  y por el lado poniente Calle de La Caridad - 

 4ª calle "A" poniente - Callejón de Maravillas. 





5ª  calle oriente - Calle de La Merced  




y  en el poniente Calle de Santa Catarina. 


Colinda con la parte posterior del Palacio Nacional


En ella se localiza el frente de la primera iglesia evangélica de Guatemala





6ª  calle oriente - Calle del Obispo  y por el poniente calle del Incienso. 




7ª  calle oriente - Calle de La Providencia  y en el poniente Callejón de La Escuela. 




En el poniente se llamaba callejón Del Ojo de agua.


8ª  calle oriente - Calle de Mercaderes  



y lado poniente Calle de Guadalupe. 

9ª  calle oriente - Se llamó calle de Las Beatas Indias  en el sector  de la 10ª  a la 12 av.




Calle del Seminario,  de la 9ª  a la 10ª  av.  

 Por el poniente,  Calle de La Libertad.  




En el tramo de la 2ª  a la 4ª av .  se denominó calle de La Independencia.  

9ª  calle "A" PonienteCallejón de Huérfanas de la 1ª  a la 2ª  av. Y Callejón de Dolores de la 3ª a la 5ª av.



10ª calle oriente -Calle de Capuchinas.





Al  poniente  Calle del Hospital  e iba de la  de la 1ª  a la 4ª  av.  



 De la 9ª  a la 12 av.  se llamó Calle de La Paz.



11 calle oriente - Calle de La Libertad. 




De la 9ª  a la 12 av.  se conoció como calle de Los Inocentes.

 Por el poniente se llamó Calle del Ángel   y Callejón de Luna en el recorrido  de la 1ª a la 2ª av. 




12 calle oriente- Calle de La Fortuna.







En ella se localiza el Arco del edificio de Correos y Telégrafos



Y vivió en ella el presidente Miguel García Granados


cuya casa se convirtió posteriormente en el Palace Hotel




En el espacio que corría  de la 8ª  a la 12 av.  se denominó  Calle de La Armonía.



  



 Por el Poniente,  Calle de Belasco  y de la 1ª  a la 4ª av.  Calle de La Concordia.




13 Calle oriente- Calle de Santa Clara.   

De la 6ª a la 12 av.  le llamaron  Calle de los tres puentes, así se denominó a esta arteria debido a que habían puentes en la novena, décima y doce avenida respectivamente, eran tablas que tiradas atravesaban la calle con el objetivo de salvar los fangos en la estación de lluvias.  





A esta misma 13 calle pero por el lado poniente se le llamó Calle de La Tortuga.





 De la 1ª a la 6ª av.  también  recibió el nombre de calle de San Francisco. 

13 Calle "A" oriente - Callejón Flores Sánchez ,  de la 10ª  a  la 11 av. 


14 calle oriente - Calle de las Beatas.





 En el lado poniente Calle de La Tormenta. 




 14 calle "A" oriente - Callejón del Carrocero,  de la 10ª  a la 11 av. 

15 calle oriente- Calle de La Pedrera.




 En el poniente se llamó Calle de La Laguna. 






  15 calle "A" oriente - Era el legendario Callejón Del Administrador, que arrancaba desde la 9ª  a la 12 avenida,  donde en tiempos coloniales empezaban los potreros propiedad de la Finca Del Administrador. 

Esta misma calle  en el poniente cambiaba su nombre por el de Callejón Melgar. 


16 calle oriente- Calle del Purgatorio.


 Por el Occidente Calle del Peligro, ya que a cierta hora de la tarde esta se convertía en paso muy peligroso por los muchos asaltos que ahí se cometían, debido a eso no era muy transitada. 


  

17 calle oriente- Calle de la Ladrillera.

Al poniente se llamó calle de La Joroba.



18 calle oriente- Calle del Perú




Al poniente era llamada calle de La Habana




En ella se ubicaba el cerro llamado el Cielito


Y se erigió el templo de Nuestra Señora de los Remedios de el Calvario






Derivado del uso y la costumbre también a otras calles y callejones que se ubicaron fuera del casco original les pusieron nombres variados y curiosos; como por ejemplo en los barrios legendarios de las zonas 6 , 1, y 2. 

Ejemplos de estos nombres se encuentran en : 


 La 13 Avenida Norte - Calle de Candelaria y de San José. 


La 14 Avenida - Calle de Caballería, también se la designó como El Laberinto porque finalizaba en la parte norte donde los barrios de San José y de Candelaria tienen calles mal trazadas. 


A la 15 Avenida se le conoció como Avenida de Los Árboles . 


 A la 15 Avenida "A" -Callejón Quinteros . 


A la 16 Avenida como avenida del Ferrocarrril ya que a todo lo largo era recorrida por la línea del ferrocarril. 






Calle de la Candelaria o de la Amargura  Parte de las faldas norte del Cerro del Carmen hasta la iglesia de Candelaria, en la 13 Avenida Norte de la Zona 1. 


Pasa frente a la Iglesia de Candelaria. 



Se llamó así por el mal empedrado y porque por allí transitaba la procesión de Jesús Nazareno de Candelaria en Jueves Santo. 





Calle de San José 13 Avenida Norte de la Zona 1. Cruza frente a la Iglesia de San José. 







Callejón del Judío 4ª  calle entre 12 y 15 avenidas de la Zona 1. 



Conocido también como Calle de Las Tunches.

El Callejón del Judío es uno de estos lugares emblemáticos del centro, el cual está ubicado muy cerca del Cerrito del Carmen, sitio colonial más antiguo de la ciudad capital.



De este callejón se contaban historias y leyendas sorprendentes -hasta de implicaciones racistas- mucho tiempo antes de que quedara manchado por la sangre de los cuatro jóvenes implicados en la conspiración de la bomba para liquidar a Estrada Cabrera, el 20 de mayo de 1917. Ese día el empedrado de este callejón quedó materialmente teñido de rojo con la sangre de los cuatro suicidas, ya que los testigos del hecho dan fe de las cantidades enormes de sangre que imprimieron el lugar.

Mucho tiempo antes a esta tragedia, y según contaban los primeros parroquianos del barrio del Cerrito del Carmen y de la iglesia de La Merced, cuando la penumbra de la noche se tragaba las calles y en la ciudad de Guatemala no quedaba otra más que contar historias, se oía frecuentemente este relato:


 “Cuando el Divino Maestro iba rumbo al Monte del Calvario cargando su cruz a cuestas para ser crucificado, se detuvo por un momento en una casa en donde trabajaba un zapatero. El Señor fatigado y con mucha sed le pidió un poco de agua, quien en ese momento se disponía a clavar con un martillo una de las suelas de un zapato. El zapatero miró de reojo a Jesús, y sin conmoverse un ápice por la corona de espinas que llevaba sujeta a su cabeza ni por la sangre que le chorreaba por la cara, le dijo desvergonzadamente: camina, camina hasta donde tu destino se va a cumplir. 




Al oír estas palabras el Divino Maestro le contestó: tú, anda, anda maldito, hasta la consumación de los siglos, y como si se tratara de un rayo, le cayó la maldición eterna de estar condenado a vagar por todo el mundo sin rumbo, como alma en pena, sin poder descansar más que una vez al año.

Desde aquel día al zapatero despiadado se le conoció con el apelativo de Judío Errante”.

Pero la historia no terminaba con las andanzas interminables de este judío, el más viejo y cansado del mundo, según el entender de nuestros antepasados, sino porque según cuenta la leyenda, el día que por fin pudo descansar el Judío Errante, le tocó la suerte de estar en Guatemala, y fue precisamente cuando caía la noche, y enfilaba su pasos por el Guarda del Golfo, ya cerca del Cerrito, que aquel judío detuvo su marcha cansadísimo por las andanzas de todo un año y con los pies adoloridos y llenos de callos, tocó la puerta de una casa pequeña pintada de verde, de primero de los callejones que se le pasó en frente, y desde entonces a este callejón se le conoce como, Callejón del Judío.




Avenida Juan Chapín  La creación de la Avenida Juan Chapín responde a un plan de urbanización de la parte Norte de la ciudad, aún cuando crecía aceleradamente hacia el Sur.



Con esto, se buscaba conectar de forma más directa el tránsito que procedía de los Guardas del Golfo y Chinautla (actual zona 6) y al mismo tiempo revalorizar los terrenos aledaños, dando de este modo impulso y vida al sector.

La avenida recibió el nombre de “Juan Chapín” inspirado en el personaje creado por José Milla, con el cual logra describir al guatemalteco común que se identifica con su barrio y sus costumbres.



La construcción de la avenida estuvo a cargo de presos y finalmente se inauguró junto con los trabajos del Cerro del Carmen el 11 de noviembre de 1933, durante el gobierno del General Jorge Ubico.

Fuente: artículo de José Rodríguez Cerna
"El liberal progresista", 10 de noviembre de 1933


Calle Central  15 Avenida de la Zona 6 


Las Cinco Calles-  Intersección de calles que se ubica en lo que hoy es el viaducto de la Avenida Bolivar, cerca del Amate y el Calvario. 



Avenida Elena-  Al poniente de la ciudad. 






Corre paralela a la primera avenida de la zona 1. 





Fue construida en tiempos de Justo Rufino Barrios. 





Callejón de los Eucaliptos-  3ª  calle "A" de la Zona 6 


Callejón del Brillante-  Parte de la Zona 6,  desapareció con la construcción de la Avenida José Milla y Vidaurre en 1970. 




LOS CANTONES



El gobierno liberal dispuso la compra de terrenos destinados a nuevos cantones y a la expansión de la capital, el llamado Potrero de Bolaños, situado al suroeste de la ciudad donde el agrimensor municipal Aber Cervantes hizo las medidas y dividió el terreno en manzanas y lotes, con calles poco más o menos rectilíneas. 


En esta oportunidad se estableció el nuevo Cantón La Paz, ubicado en la parte que daba ingreso a la ciudad, entre los terrenos cercanos al Acueducto de Pinula y la actual Avenida Bolívar, es decir, lo que ahora forma buena parte de la zona ocho. En esta época se lotificó el llamado Cafetal Cruz, ubicado al este de la actual estación ferroviaria; el Cantón Cervantes, en el Llano de Palomo; el área denominada de Gerona; el Cantón La Libertad, que absorbió a la aldea San Gaspar, asentada al suroeste del Fuerte de San José; y el área conocida como El Administrador, al este de la 12 Avenida, entre las actuales 13 y 18 calles.





El segundo eje de desarrollo se abrió hacia el norte, a partir de 1879, cuando se construyó un hipódromo cerca del pueblo de Jocotenango. Se trazó una gran avenida (Simeón Cañas) que partió en dos el pueblo indígena, eliminó su Plaza Central e Iglesia, y lo despojó de buena parte de sus ejidos


El gobierno central compró el llamado Potrero de García, que se escogió por estar en zona poco poblada, alejada del centro y limitada por barrancos, y además en dirección opuesta a los vientos dominantes en el centro de la ciudad. Urbanísticamente fue muy importante, ya que abrió todo un sector para el desarrollo de la ciudad, a los lados de sus vías de acceso.


El 23 de diciembre de 1882 se designó al Ingeniero Felipe Rodríguez para que midiera y parcelara los llanos ubicados atrás del Hospital San Juan de Dios, en lo que sería el Cantón Elena. En esa misma época se urbanizó el sector comprendido entre la 15 y la 18 calle, y la 2a avenida y Avenida Elena, donde antes se formaba una laguneta en la estación lluviosa. En ambos casos se siguió la traza reticular, con calles orientadas a los puntos cardinales y el sistema de manzanas cuadradas.


Después de la inauguración del nuevo Cementerio General, y el anterior abandono del que estuvo junto al Hospital, se trazaron las llamadas Avenida del Cementerio (de la 13 calle hasta la 29) y Calle del Cementerio (hoy 20 calle de la 4ª Avenida a la Avenida del Cementerio zona 3) y los cantones Barrios, entre el Cantón La Libertad y el Cementerio, y el que se llamó Cantón Barillas, situado un poco más al sur. 


También se amplió el antiguo camino que iba a Mixco, conocido después como Avenida Bolívar, que pasaba por el Guarda Viejo, y a un lado del Cantón La Paz.


 
DIVISIÓN ADMINISTRATIVA EN CANTONES



1. Jocotenango;


2. La Parroquia;

3. Candelaria;

4. Central;

5. Elena;

6. La Urbana;

7. Barrios;

8. Barillas;

9. La Libertad;

10. Exposición;

11. Independencia;

12. La Paz;

13. Tívoli;

14. Ciudad Vieja;

15. Las Charcas;

16.Pamplona; 

 17. Guadalupe.
 
En todos estos ensanches se mantuvo la traza reticular, con manzanas poco más o menos cuadradas y calles rectilíneas orientadas a los puntos cardinales. 


El último eje urbanístico del siglo XIX se trazó durante el gobierno de Reina Barrios, quien definió el crecimiento de la ciudad hacia el sur y acentuó la influencia urbanística francesa, con bulevares, monumentos, parques y barrios residenciales. 

Todo el proyecto estuvo asociado a la Feria Internacional, celebrada en 1897, celebrada en el Cantón Exposición, hoy zona 4.

Los ejes de ese ensanche fueron la prolongación de la actual 7ª Avenida y el Boulevard 30 de Junio o de La Reforma, a cuyos lados se montó el parque de exposiciones. Previamente se había trazado el Cantón Exposición, que introdujo la novedad de cambiar la dirección de las calles, ya que las manzanas quedaban con sus esquinas orientadas a los puntos cardinales, semejantes a las ciudades europeas. A esta nueva nomenclatura se le denominó Rutas y Vías.


Como consecuencia de los terremotos de 1917 y 1918, según el Acuerdo de fecha 4 de junio de 1918, se lotificaron y adjudicaron los terrenos en El Gallito (actual zona 3) y La Recolección. Casi inmediatamente después de que Jorge Ubico asumió el poder, se inició un amplio programa de obras en la capital, en especial lo concerniente a la ampliación y mejoramiento del sistema de desagües y drenajes, y la instalación de nuevos suministros de agua potable y pavimentación de las calles.


La atención inicial se dirigió al núcleo histórico, donde se encontraban los principales edificios públicos. Desde 1933 se inició la sustitución del empedrado por el cemento en muchas calles céntricas. En 1935 se terminó de construir una primera urbanización popular, llamada originalmente Colonia Presidente Ubico, hoy Colonia 25 de Junio en la zona 5.

 
En la década 1950 se incrementó notoriamente la inmigración a la capital, con el consiguiente aumento de la concentración existente y la proliferación de áreas marginales. 




 AVENIDA LA REFORMA


 Al sur de la capital se encontraba al principio esta vía lo que llamaban como bulevar 30 de Junio, en honor a la victoria liberal de 1871.


 De bulevar La Reforma cambió su nombre a Paseo de la Reforma y, finalmente, avenida La Reforma en conmemoración de Justo Rufino Barrios, conocido como El Reformador. 



 A lo largo del siglo XX se fueron agregando  monumentos (pequeños, la mayoría) por  la extensa avenida,  que abarca de la primera a la 20 calles,  en el límite entre las zonas 9 y 10. 



De esa cuenta se han erigido bustos en conmemoración a Dolores Bedoya de Molina, Henry Dunant, Rafael Álvarez Ovalle, Miguel Hidalgo y Costilla, entre otros. 



 De los edificios de la época sólo queda el de la Politécnica y algunos chalés californianos.








 Algunas construcciones, que fueron casas de recreo de familias adineradas, se demolieron para dar paso a modernos edificios. 



 Uno de los detalles que más llama la atención de la construcción en general, es un aspecto que se conserva desde su inauguración  y es una forma trapezoidal, la cual es una copia de los Campos Eliseos parisinos.



 Durante la época del presidente José María Barrios se aportaron algunas novedades en arquitectura y planificación:




 fue diseñado y realizado el Boulevard de la Reforma y otros monumentos entre los que destacan el de Miguel García Granados, Cristóbal Colon y Justo Rufino Barrios. 



Llegaron varios marmolistas europeos entre los que se cuenta Juan Esposito y Acchile Borghi. 



El Boulevard 30 de Junio es una gran vía destinada a comunicar la capital, desde la estación de los ferrocarriles interoceánicos, con el gran parque “La Aurora”.



 Comienza en la esquina nordeste de la estación, se dirige hacia la Barranquilla, deja a la izquierda la carretera para El Salvador.



 Se desvía ligeramente hacia el suroeste, pasa frente al Jardín Botánico, la Escuela Politécnica, la Escuela de Artes y Oficios, el antiguo Hospital Militar, 




los terrenos de Santa Clara, en los que se han construido elegantes “chalets” y llega hasta los “arcos”, teniendo una extensión de treces mil pies ingleses. 




Su anchura varía según los puntos que cruza: de 70 pies al  principio, guarda esa medida hasta el monumento del Ferrocarril, 





alcanzando 100 pies cerca del antiguo Hospital Militar  y 120 pies en su extremidad meridional. 



De aquí se proyecta hacia el poniente el camino dirigiéndose a “La Aurora” y pasando al norte de “LosArcos”, hasta entrar en aquel, en un amplio ángulo formado con el acueducto. 



El Boulevard consta de cuatro calles, las dos centrales están destinadas al transitode carruajes y demás vehículos  y las de los costados para los peatones. 



Extensas filas de gravileas, sembradas sobre arriates cuadrados de grama, que adornan toda la extensión de la avenida dándole un encantador aspecto. 



 Las pendientes del Boulevard varían desde el 0.75% hasta el 2% que es la mayor. 





Se ha procurado adoptar los desagües a la naturaleza del terreno, colocando repasaderas que recogen las aguas de cada sección conduciendo las portaujías a las zanjas laterales. 



El piso del Boulevard tiene la forma convexa para que el centro se mantenga seco durante el invierno  y el paso está adornado por varios y magníficos monumentos. 



La construcción del paseo de La Reforma la dirigió J. M Reina Barrios personalmente, habiéndose rellenado un barranco para llevarlo hasta los arcos del antiguo acueducto de Pinula. 



El paseo fue hecho a imagen y semejanza de los campos Elíseos de París y habiéndose importado de Italia gran cantidad de estatuas talladas en mármol, piedra y bronce que daban al Boulevard una hermosa vista. 









 CALLE  JOSE MARTI



   La construcción de esta importante vía de acceso, entre los cantones de Jocotenango y la Parroquia Vieja al norte de la ciudad de Guatemala, se inauguró el 9 de febrero de 1912 y fue bautizada con el nombre de “Boulevard Estrada Cabrera”. 




Nombre que, luego del derrocamiento del presidente Estrada Cabrera en 1920, fue abolido y comenzó a denominarse “Calle Nueva”, con el que fue conocida hasta 1953. 



 El cambio se debió a que el gobierno en turno emitió un decreto a través del cual quedaba sin efecto las nominaciones de todas aquellas obras, monumentos, edificios, cantones y caminos que tuvieran el nombre del presidente o alguno de sus familiares. 



En 1953, derivado de un acuerdo bilateral entre Cuba y Guatemala, así como un homenaje en el Centenario de su nacimiento, se bautizó esta vía con el nombre del insigne poeta cubano “José Martí”. 

 Esta calle constituye una faja de terreno que, en su mayor parte, atraviesa el Potrero de Corona; se introduce, agreste,  entre los cantones de Jocotenango y La Parroquia Vieja. 



El Supremo Jefe de la Nación Licenciado don Manuel Estrada Cabrera, entonces, ordenó se construyera una calle entre ambos cantones, que a la vez que facilitaría la comunicación por medio de tranvías, etc.  y, por otro lado, fuese una obra de embellecimiento para la ciudad. 

Al efecto, la Dirección de Obras Públicas, se encargó de su construcción, previos los estudios técnicos respectivos. 



 La calle, se planeó tendría una longitud de 3,254 pies y una anchura de 66. Y en ella se construirían: un puente de hierro de 47 metros, una alcantarilla y dos atargeas: para las obras de tierra que llegan a un cubo de 63,000 metros, se procuró compensar en lo posible los desmontes y terraplenes. 



 El pavimento de la calle fue construido con el material que garantizaría la duración y la belleza, a fin de corresponder así a la idea que el Gobierno se propuso llevar al terreno en práctica. 








 AVENIDA BOLIVAR



  La Avenida Bolívar, antes del traslado de la ciudad capital al Valle de la Ermita, constituía lo que antaño solía llamarse una Calle Real porque tenía la función de conectar las vías de acceso más importantes a los centros de desarrollo económico, principalmente. 




De esa cuenta, en el inicio sur de la Calle Real del Guarda convergían los caminos provenientes del suroccidente como la Calle Real de Petapa, Calle Real de Amatitlán y Calle Real de Mixco. 


EL AMATE


El arbol de Amate se encontraba en la unión de vías llamada Las cinco calles.

Acá iniciaba la Calle Real de La Libertad, hoy avenida Bolívar.



En este lugar, allá por 1779  se plantó un árbol de Amate, al crecer éste, su presencia dio nombre al sector que originalmente se conoció como Plaza del Amatillo y posteriormente  como plaza del Amate. 

Los límites de la plaza  eran:

al norte la Calle del Perú, 

al sur el  Castillo de San José y la 20 y 21 calles, 

al este el cerro  del Cielito 

y al oeste con el barrio del Perú, 







La Avenida del Guarda, importantísima para el abastecimiento del mercado diario de la capital


tiene su principio en el Cantón La Libertad, al Oeste del Calvario


y su fin en el Guarda Viejo,


 lugar del que tres caminos conducen a Mixco por el Occidente,



   a Amatitlán y Petapa por el Sur y a la Villa de Guadalupe por el Oriente. 



En la parte norte, también, constituía la convergencia de varias calles por eso, al lugar situado a la altura de la actual 20 Calle de la zona 1 se le denominó “Las Cinco Calles”. 


 Durante el gobierno del presidente Jorge Ubico se iniciaron los trabajos de ampliación de la Sexta Avenida, conjuntamente con la remodelación de la vía más antigua que había en la capital, o sea la Avenida de La Libertad, conocida ahora como Avenida Bolívar, desde el Guarda, finalizando en las Cinco Calles.



 En 1947, la Municipalidad capitalina contrató los servicios de 1000 trabajadores quienes de inmediato fueron designados de acuerdo con la planificación para proceder de conformidad con los proyectos de remodelar la Avenida Bolívar, ampliando sus carriles y dejando amplias banquetas para los transeúntes y hasta antes del año 2007, el paisaje que ofrecía esta avenida era arborizado, habían sembrados a los lados y en el camellón central árboles de Matilisguate que florecían para cada semana santa, obsequiando un bello espectáculo a los todas las personas que transitaban por ahí. 





 BOULEVARD 15 DE SEPTIEMBRE 

 La Séptima Avenida ha sido una de nuestras vías más hermosas y más vistosamente decoradas de la capital. 



 Originalmente terminaba en la 18 calle, pero a mediados del siglo XIX, la amplían hasta el puente de la Penitenciaría, 



lo que  en la actualidad forma parte del Centro Cívico. 



 Este tramo de la séptima avenida sur, es lo que se conoció como calle de la Penitenciaría, ya que en ese sector se encontraba la temida Penitenciaría Central de Guatemala. 




Después de este puente, existía un gran barranco en lo que ahora se conoce como  la zona 4.





 Alrededor de 1896, el Presidente José María Reyna Barrios ordena  que se haga una nueva prolongación.



 El encargado de realizarla es el ingeniero Claudio Urrutia quien comienza por rellenar ese gran barranco que venía desde la zona 5,




 pasaba por lo que hoy es el estadio Mateo Flores y llegaba hasta lo que es la 24 calle de la zona 4. 



 Urrutia diseña una hermosa avenida a la que se nombra Boulevard 15 de Septiembre, que llegaba hasta la Calle Mariscal Cruz. 



 En 1943, se prolonga hasta lo que hoy es el Monumento a la Raza, siguiendo con el nombre 15 de septiembre, conociéndose posteriormente como 7ª  avenida. 



 En 1933, la realización de la Plazuela España con la fuente a Carlos III,





 le da un gran atractivo urbanístico a esta avenida. 



Al principio, la plazuela es conocida como la Escuadrilla, 


que en su momento sirvió como terminal de buses urbanos



 Y para darle aun mayor realce,




 en 1935 se inaugura La Torre del Reformador, 




una estructura de hierro de 75 metros de alto, 



inspirada en la Torre Eiffel de París. 


En la actualidad, la 7ª. avenida, continúa siendo, una de las vías más importantes de nuestra ciudad.


Séptima avenida y 20 calle





BOULEVARD LIBERACION

El Boulevard Liberación y que antiguamente fuera bautizado por el presidente José María Reina Barrios con el nombre de “Boulevard Justo Rufino Barrios” se encuentra en el límite de las actuales zonas 9 y 13 de la ciudad de Guatemala.

En el período de la Revolución (1944-1954), se planificó el Boulevar Liberación






AVENIDA HINCAPIE



 En los arcos del Acueducto de Pinula está la entrada a la Avenida Hincapié que da a la Plaza Berlín, así como la que conduce al Destacamento Táctico del Ejército y más adelante la salida y entrada al Aeropuerto Internacional La Aurora


CALZADAS ROOSEVELT Y SAN JUAN


Diseñadas por el arquitecto Roberto Aycinena en la década de los sesenta del siglo XX. Estuvo bajo la dirección del arquitecto Raúl Aguilar Batres




Calzada San Juan






EL TREBOL


Sus coordenadas son 14°36'46"N   90°32'7"W, localizado en la zona 11 de la ciudad capital de Guatemala

Constituye la intersección entre las calzadas Roosevelt y San Juan, Boulevard Liberación, Calzada Aguilar Batres y Avenida Bolívar.



Fue inaugurado en 1959, con el fin de unir la carretera Panamericana con la carretera al Atlántico, tuvo un costo de $5.2 millones de la época. Es obra del arquitecto Roberto Aycinena.

En 1954, se le presentó la primera oportunidad de llevar a cabo la construcción de proyectos que proponía constantemente al Ing. Aguilar Batres, para mejorar y agilizar el tráfico que iba en gran aumento. Trabajó, al principio, tanto el diseño como en la presentación preliminar de la primera propuesta de lo que hoy se conoce como Paso a Desnivel “El Trébol”.

          Dicho anteproyecto fue denominado primero como “Crucero el Guarda”. El Alcalde de esa época, Sr. Juan Luis Lizarralde, realizó la cita con el presidente de la república e invitó al Arq. Aycinena a presentar el proyecto. Debido a que este proyecto proponía mejorar el paso hacia Amatitlán,  fue rápidamente aceptado por el mandatario y así comienza a desarrollarse su diseño final y construcción.



En su inicio, este paso a desnivel fue propuesto en forma de 8 evitando así la expropiación de una gran área de propiedades privadas. Sin embargo, con la participación del Ing. Otto Becker, se llegó a la conclusión de que la mejor forma de resolver el problema era usando la forma de trébol, y así se podía también prolongarse hasta añadirse al Boulevard Liberación que se trabajaba conjuntamente.

 Se trabajaron ambos proyectos para resolver el paso del “guarda viejo”  y el estancamiento que provocaba el tren antes de haberse construido un puente para su paso sobre los carriles vehiculares. 

Cuenta el arquitecto Aycinena que el paso por Pamplona anteriormente subía y debía de hacer una parada frente a la estación de tren que se encontraba en el área; proceso que demoraba el paso vehicular. 

Es por esto que para reducir el tráfico del mismo, se realizó un corte  para nivelar las calles de toda el área, que todavía se puede observar, en todo el trayecto.






SERVICIOS PÚBLICOS


NOMBRE DE LA CIUDAD: 

El día 23 de mayo de 1776, el Rey Carlos III firmó en la ciudad de Aranjuez la orden para que el nombre oficial de la nueva capital fuera el de “LA NUEVA GUATEMALA DE LA ASUNCIÓN”




La nueva por ser de nuevo asentamiento, y de la Asunción, por estar fundada bajo la advocación de la Virgen de la Asunción. 
 
 ALUMBRADO PÚBLICO: 



Se inició en el año1821 con el proyecto del señor Ramón Barberena y Ricardo Aguilar. Posteriormente en 1835 se instalaron faroles con velas de cebo; en al año 1863 hubo servicio de faroles con petróleo.



 TELEFONOS: 

En el año 1884 cuando gobernaba Justo Rufino Barrios se principió a ejecutar el plan de introducción de teléfonos por medio de una empresa estadounidense.




 DRENAJES: 

En la ciudad, muy pocas residencias tuvieron el servicio de
 fosas sépticas para la descarga de deshechos humanos; usualmente las necesidades fisiológicas se realizaron en el patio trasero donde estaban la huerta y la caballeriza.


  
 En el año 1883 Roderico Toledo fue contratado por el Ayuntamiento para que realizara la obra de zanjeado en una longitud de 10,000 varas lineales para la introducción de desagües. 



El centro de la ciudad por estar en alto permitió el desfogue de los desagües por medio de la gravedad hacia los ríos circundantes. 



 BASURA: 

El servicio de extracción de basura no fue de competencia  municipal, los particulares fueron los encargados de llevarlas a los basureros “naturales” ubicados en las hondonadas o predios vacíos donde los zopilotes se encargaron de ser uno de los factores gratuitos de limpieza de la ciudad. En los patios traseros se depositaba la basura y en algunos casos los zopilotes llegaban hasta los mismos.



 AGUA: 

La ciudad de Guatemala estuvo surtida de agua por dos 
 Acueductos principales; el de Mixco que se originaba en el río Panzalic, y el de Pinula (principiado en 1775) que corría sobre el denominado montículo de la culebra, desde las cercanías de Santa Catarina Pinula hasta su centro de embalse principal ubicado en lo que hoy es la 19 calle entre 2ª y 3ª avenidas de la zona 1



 En el año 1833 el agua fue comercializada por Francisco Lainfiesta y se repartía en carretones halados por caballos; en 1892 introdujeron la tubería de hierro galvanizado, y en 1903 se inició el proyecto de introducción de agua del río Teocinte, el cual fue inaugurado en 1939. 

Existe en Guatemala la empresa privada de venta de agua denominada Mariscal, misma que durante muchos años se sirvió de la infraestructura municipal para el descargue de las aguas servidas. En dicha época se utilizaba en las casas los filtros de piedra para que el agua estuviera libre de impurezas.



 NOMENCLATURA: 

En 1855 se estrenó en la ciudad la primera forma de identificación de las calles y avenidas, otorgándoles un nombre propio basado en la cultura popular; hace pocos años, una empresa bancaria particular volvió a colocar el nombre de los callejones, calles y avenidas con el nombre que fueron conocidas.
 


 En 1877 se utilizó la nomenclatura numérica asignándole a las residencias el número que en orden correlativo les correspondía individualmente; y por los años de 1950 el ingeniero Raúl Aguilar Batres inventó la actual nomenclatura que vino a facilitar la identificación de los inmuebles, atendiendo a la distancia que con respecto de una esquina tiene su puerta principal sobre determinada calle a avenida.


 
 TRANSPORTE: 

En un principio, el transporte particular estuvo constituido por carruajes halados por caballos y mulas; una terminal de éstos fue el Garaje Schuman ubicado en la 4ª. Calle Poniente # 25. Fue en el año 1909 que se introdujo el servicio público de autos de alquiler con motores accionados por gasolina. 




 ESCUELAS PUBLICAS: 

Antes de 1871 la educación en Guatemala era de  tipo conventual a cargo de religiosos católicos, pero después de la revolución, la educación se volvió pública y fue autorizado el funcionamiento de escuelas privadas.







 TEATROS: 

La ciudad tuvo su máximo resplandor en aspecto cultural de  teatro con la construcción del Teatro “Gálvez” que por circunstancias políticas se denominó posteriormente “Teatro Carrera” y después Teatro Colón; éste último no resistió el embate de los terremotos de 1917 – 1918.




 VIVENDAS: 

Las viviendas habituales de los guatemaltecos fueron construidas bajo patrones de construcción y estilos francés y español, con una gran carga de estilo románico; dependiendo del estrato económico las residencias eran de uno, dos o tres patios. 



Así mismo, se determinaba su construcción con la presencia de tejado (techo de teja) alero (cornisa), ventanas con balcones, puertas sencillas, portones con o sin postigo (la puertecita que es parte de una hoja del portón), corredores con pilastras o columnas o arcadas; corredores con pie derecho, escalinatas, jardines principales o posteriores, pisos de baldosas de barro, cocina con o sin poyo, chimeneas de sala y de cocina.


 
 Aún existen evidencias de construcción española y francesa en el Centro Histórico de la ciudad. 
 





http://www.muniguate.com
Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco
http://www.elperiodico.com.gt/es/20100904/opinion/173488
http://www.elperiodico.com.gt/es/20070526/12/40012/
Tesis de María Judith Sosa Sosa  "Obra del Arquitecto Roberto Aycinena"

4 comentarios:

  1. Que buen trabajo, y que fotos!!! Hay muchas fotos que nunca había visto. Buenísimo. Por si las moscas le cuento que creo que hay algunas confusiones.
    El Establo Schuman (de carruajes y carrozas) quedaba en la 11 avenida y 14 calle A o callejón del carrocero. Se esto porque Emilio Schuman, el propietario, era mi tatarabuelo. Supongo que a eso es que se debe el nombre del callejón, por el negocio de carrozas.
    Por otro lado, en la 3 avenida mi bisabuela (hija de Schuman) tenía un negocio de caballos y lechería. Creo que debido a que compartían apellido (padre e hija) hay algún tipo de confusión con el callejón de la cruz, schuman y el carrocero.
    Finalmente, en la ilustración del callejón de la cruz donde se menciona al Establo Schuman (que estaba en la 11 avenida) hay una foto del Establo Alvarez que era otro establo distinto al de Schuman.
    Le cuento porque son detalles. Y de nuevo, Felicitaciones!!

    ResponderEliminar
  2. Excelente Blog los felicito sinceramente, por dar tanta información gráfica y textual, es un verdadero tesoro para las nuevas generaciones para que conozcan como era la Guatemala de nuestros abuelos. Solo una pequeña corrección el atentado de "la bomba" contra Estrada Cabrera no fue en 1917 sino en 1907 y fue en el mes de abril. Únicamente deseaba hacer esa pequeña corrección. reciban nuevamente mis mas sinceras felicitaciones por este magnífico trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Que bonitas fotografias felicitaciones por tan excelente pagina....

    ResponderEliminar
  4. Muy buen trabajo! con una UNICA excepcion, casi NINGUNA DESCRIPCION coincide con las imagenes, LA HINCAPIE, es el Blvd Liberacion o Justo Rufino Barrios como se conocio originalmente, existen muchas incosistencias pero es derivado a que las Calles y Avenidas tuvieron distintos nombres en diferentes epocas, es decir en la linea del tiempo sectores de la que hoy es la 6a Avenida, que era la calle Real, por sectores tomo distintas denominaciones en diferentes epocas, de 1776 a 1800, de 1800 aprox a 1820 y asi en la linea del tiempo, casi todas las calles y avenidas sufrieron muchos cambiosde nombre! a eso creo que se debe las confusiones en textos y descripciones vrs imagenes! fue derivado de esto que la Campaña del BI fue muy criticada porque puso nombres algunas calles con el nombre equivocado.

    ResponderEliminar