lunes, 4 de octubre de 2010

GUATEMALA DE ANTAÑO- Construcción de la Ciudad

Image by FlamingText.com




Fotografías de los procesos de construcción de edificios, calles y monumentos de nuestra vieja Guatemala...













Pavimentación y construcción de la sexta avenida


El apogeo de la sexta avenida  se derrumba con los terremotos de 1917-18,  


pero, por otro lado, en la reconstrucción de la ciudad se da prioridad a la revitalización de la Sexta Avenida y que se llevó a cabo en un periodo de quince años aproximadamente.


Situación esta que da oportunidad a muchos diseñadores para que se construyera allí algo novedoso y que la tendencia arquitectónica se modificara poniendo en destaque la tendencia del Arte Decó.


La década de 1930 constituye un capítulo aparte para esta avenida, ya que el auge de construcción en este sector tiene su momento culminante con la terminación de  edificios como el Palacio de la Policía Nacional, la restauración de los templos de Santa Clara y San Francisco, 


y en las vitrinas de los almacenes se exhibían productos variados de una manera agradable y se anunciaba con rótulos luminosos de gas neón, transformándose, de esta manera la sexta avenida en un lugar netamente comercial y de recreación.







Banco de Guatemala



El Banco de Guatemala abrió sus puertas el 1 de julio de 1946, en la 5ª. avenida y 10ª. calle de la zona 1; el inmueble perteneció a la familia Nottebohm, familia que debido a su origen alemán sus bienes fueron confiscados por el gobierno de la república, a raíz de la Segunda Guerra Mundial. 



En esta casa permaneció el Banco durante tres años, hasta mayo de 1949, cuando, justamente el 9 de dicho mes, la Institución pasó a ocupar la casa solariega que perteneció al canónigo doctor José Antonio de Larrazábal (1769-1853), quien fue representante del Reino de Guatemala ante las Cortes de Cádiz. 
El inmueble se ubica en la 8ª. Avenida 9-41 de la zona 1 (nomenclatura antigua: octava avenida sur No. 7). Allí permaneció el Banco a lo largo de 19 años


A los cuatro años, en 1953, la necesidad de construir un edificio para albergar a la cada vez más creciente institución bancaria era latente. 
La  administración del Banco se dirigió a la Junta Monetaria con fecha 3 de junio de ese año para exponer que debido a que el Banco de Guatemala era una institución joven que se encontraba en plena etapa de desarrollo y en procesos constantes de reorganización con el propósito de lograr una mayor eficiencia y no obstante a los esfuerzos realizados para readecuar las dependencias de la institución dentro del edificio, éste resultaba insuficiente, al grado que fue necesario contratar locales cercanos para el almacenamiento de su papelería.


En atención a lo resuelto la comisión encargada de gestionar la obtención de un predio para la construcción del edificio sugirió a la Gerencia considerar las siguientes ofertas:
a) Ofert de la Municipalidad de Guatemala 
Terreno situado entre la 6ª y 7ª Avenidas y calle del Castillo, compuesto por seis lotes cuya extensión va desde una extensión mínima de 3,675 hasta los 9,420 metros cuadrados y cuyos precios, correspondientemente son, Q.319,000.00 y Q.819,000.00.
b) Oferta del Licenciado Ernesto Viteri B. 
Terreno situado en la 7ª avenida y 9ª calle, predio que ocupó, hasta su incendio, el denominado Palacio de Cristal. Con un área de 2,088 varas cuadradas, no indicándose el precio. 


c) Oferta, (2), de la Municipalidad de Guatemala 
Consistía en el edificio y predio que en esa época ocupaban las oficinas de la Municipalidad entre la 8ª y 9a calles y 5ª avenida. Con un área de 3,023 varas cuadradas a un precio de Q.302,300.00
d) Oferta de la Sociedad Protectora del Niño.
 Predio situado en la 11 calle y 8ª avenida esquina, con extensión de 735 varas cuadradas a un precio de Q.65,000.00 
e) Oferta de Guillermo Hegel Durán 
 Casa número 3 de la 5ª avenida sur, localizada entre la 9ª y 10 calles, cuya extensión es de 1,203 varas cuadradas a un precio de Q.65,000. 
f) Oferta de Manuel Johnston Jr. 
Casa número 11 de la 16 avenida norte, situada entre la 4ª y 5ª calles, con un área de 1750 varas cuadradas, ofertada en  Q.140,000.00 
g) Oferta de Raúl García Granados 
Casa número 36 de la 4ª avenida sur esquina con la calle 12, cuya área ocupa 924 varas cuadradas a un precio de Q.60,000.00 
No sería sino hasta 1955 cuando la Junta Monetaria recibe informe de la comisión designada para la evaluación del predio donde funcionaba la Municipalidad y del inmueble contiguo ubicado sobre la 8ª calle. Y resuelve, autorizar a la Comisión encargada de gestionar la obtención de un predio para la construcción del edificio, para que continúe las gestiones ante la Municipalidad de la capital para la adquisición de los dos predios autorizando la cantidad de Q.225.000.00 para la compra de ambos lotes,compra que finalmente y por diferentes circunstancias no se concretó.



En la resolución  1724 del 7 de septiembre de 1955, se instruye a la Gerencia estudiar otras ofertas de interés que deberán considerarse de inmediato atendiendo aspectos de ubicación, precio, área y condiciones de seguridad. 
Una de las ofertas presentadas, y en la que coincidieron los dictámenes de las tres oficinas de ingenieros contratadas para evaluar los terrenos considerados como elegibles por la Junta Monetaria, fue la de los terrenos ubicados en la 9ªavenida y 10ª calle de conformidad con los numerales I y II de la resolución 1729 del 13 de septiembre de 1955 la Junta monetaria resuelve: 



Calificar como la oferta más conveniente para la adquisición del terreno destinado a construir el edificio del Banco de Guatemala la correspondiente a los tres predios que forman esquina en la novena (9ª.) avenida y Décima Calle de la zona 1 de esta ciudad 
II. Autorizar la compra de las tres propiedades antedichas para que en el predio unificado se construya el edificio del Banco de Guatemala Los datos del registro de las mimas son los  siguientes: 
a) Casa del Sr. Raymond Israel Garland Schrooper inscrita bajo No. 17222 a folio 54 del libro 172 de Guatemala 
b) Casa del Lic. Jorge del Valle Matheu inscrita bajo No. 134 a folio 444 del libro 2-A de Guatemala; y 
c) Casa de la Sra. Raquel Santa Cruz de Gargollo inscrita bajo No. 128, a folio 420 del libro 2 de Guatemala.
Los tres inmuebles fueron adquiridos en los últimos meses de 1955 y primeros de 1956.


Se efectuaron sin ningún contratiempo los trabajos de demolición y limpieza, 
sin embargo durante los trabajos de excavación previos a la fundición de los cimientos, se localizó una falla geológica, debida a una corriente de agua subterránea proveniente de occidente, misma que en el futuro impediría la construcción del edificio del Ministerio de gobernación planificado para llevarse a cabo en el predio que ocupaba el convento de San Francisco sobre la 7ª avenida y 14 calle y que recorre hasta el denominado Barrio del Tuerto (en las inmediaciones del edificio ocupado por la Aduana Central). 

La situación anterior hizo que los trabajos se detuvieran para hacer los estudios correspondientes, los que vendrían a concluir en la imposibilidad de construir una edificación de tal magnitud en un terreno con este tipo de subsuelo.

La construcción del edificio en ese predio fue desestimada y se comenzó a buscar uno nuevo, decidiendo retomar la oferta presentada por la Municipalidad de la ciudad en 1953: un terreno situado entre la 6ª y 7ª Avenidas y calle del Castillo, predio que estaba contemplado dentro del proyecto denominado: Centro Cívico (para este entonces las condiciones eran muy diferentes a las originales). 


Ante la magnitud e importancia del proyecto del Centro Cívico el Banco de Guatemala dispuso cambiar la ubicación del su edificio, considerando, entre otros aspectos, que: las autoridades del Banco de Guatemala habían venidoestudiando las posibilidad de mejorar en los aspectos de orden nacional y operativo de la Institución el proyecto de construcción del edificio, que resultante del estudio y desarrollo del concepto original por técnicos en la materia, se llegó a la concepción de un proyecto de mayor importancia integrado por la construcción de los edificios del Crédito Hipotecario Nacional y del Banco de Guatemala en el predio que ocupa el estadio Autonomía; además que los alcances y la magnitud del proyecto beneficiarían a la economía nacional, resolverían (en alguna medida) el desarrollo de la ciudad beneficiando así a los vecinos, en la Resolución JM2673 del 10 de julio de 1959, la Junta Monetaria resolvió:

I. Aprobar la nueva localización del edificio 
II. Aprobar, en principio, sujeto a lo que el gobierno de la República acuerde y a las calificaciones y resoluciones confirmativas de la Junta Monetaria lo siguiente:

Que siempre y cuando el Gobierno de la República Guatemala conceda en propiedad el Banco de Guatemala y al Crédito Hipotecario Nacional, para la construcción de sus oficinas centrales y la estructuración del Centro Cívico de la ciudad capital, e predio ubicado en la 7ª avenida y 22 calle de esta ciudad, cesión que se hará a cada uno de  ellos.

· Que la Junta directiva del Crédito Hipotecario Nacional autorice vender una extensión de terreno de 30 a 35 mil metros cuadrados de su sitio ubicado en Tivoli, destinado a construir en definitiva, por el deporte, el “Parque de Futbol Autonomía” 
III. Confirmar la Resolución No. 2236 de esta Junta de fecha 27 de enero de 1958 por la cual se autoriza al Banco invertir hasta DOS MILLONES DE QUETZALES (Q.2.000,000.00) en la construcción de su edificio. 
IV. Dejar la discusión del destino de los predios propiedad del Banco de Guatemala ubicados en la 9ª avenida y 10ª calle de la zona 1 de la ciudad capital, para cuando queden aprobados en definitiva los puntos resueltos en principio, que menciona esta resolución.





El Crédito Hipotecario Nacional ofreció en 1960 una fracción del terreno de 8,000 metros cuadrados del predio mencionado, manifestando a su vez la anuencia para recibir como parte del pago los inmuebles de la 9ª avenida y 10ª calle de la zona 1 propiedad del Banco. 
La Junta Monetaria el 18 de agosto resolvió aprobar la compra de los 8,000 metros cuadrados a un precio de Q.560,000.00.
Más adelante, se compraría al Estado el predio que hasta el año de 1969 ocupó la Penitenciaría Central, a un costo de Q463,00.00. Total: un millón de quetzales. 
El edificio del Banco de Guatemala se alza en la parte central del Centro Cívico, como prominente obra arquitectónica, símbolo por excelencia de la Guatemala contemporánea. Fue proyectado por lo arquitectos Jorge Montes Córdova y Raúl Minondo, quienes lo concibieron dentro de un estilo acorde con las tendencias más avanzadas de aquella época. 



El edificio principal del Banco, la llamada “Torre”, mide 50 mts. de alto y consta de dieciséis pisos, más sótano. Fue construido según los conceptos del funcionalismo arquitectónico –cada área disponible para los fines que requieran las circunstancias–. Sus columnas y muros interiores, así como los pisos, están revestidos con mármol blanco, parqué y otros materiales de gran elegancia y sobriedad. 
La Torre tiene un ala de dos niveles, que se extiende hacia el sur: Tanto esta ala, llamada “Tesorería”, como la Sala de Exposiciones “Carlos Mérida” –en el primer nivel del edificio principal– lucen, respectivamente, un friso y un mural de cobre con esmaltado, obras del insigne maestro guatemalteco Carlos Mérida; las piezas de cobre están ensambladas sobre mármol blanco de Zacapa. 
Hay también un sector norte, edificado con posterioridad a “La Torre”, llamado “Anexo II”, que alberga a la Biblioteca Central y otras dependencias de Banco. 
Hacia el norte y el sur, la Torre recibe amplia iluminación mediante ventanales de pared; un sistema de parteluces de hormigón matiza la luz exterior. 
Se destaca el aporte plástico  del maestro Carlos Mérida, así como el de los artistas nacionales Roberto González Goyri y Dagoberto Vásquez. 

En  honor del maestro Mérida se dio su nombre a la plazoleta que se abre sobre la séptima avenida. El monumento conmemorativo del primer centenario del nacimiento de Carlos Mérida (1891), diseñado por Roberto González Goyri, realizado por Arturo Tala Morataya y Francisco Delgado, confirma tal  distinción. 


La torre principal luce en el frontispicio poniente un mural del escultor guatemalteco Roberto González Goyri, obra realizada ente 1964 y 1965, compuesta de tres lienzos. Cada uno mide siete metros de ancho por cuarenta metros de alto, fundidos en concreto mediante formaletas que llevan incorporadas, deliberadamente, las estrillas y demás accidentes de la madera.

En el lado oriente aparece otro mural, creado por el escultor Dagoberto Vásquez Castañeda: De la Cultura y la Economía. 


Centro Cívico

En la década de los cincuentas del siglo pasado, un grupo de jóvenes e innovadores arquitectos, Jorge Montes, Roberto Aycinena, Carlos Haeussler y Pelayo Llarena,  



centró su atención en un espacio ubicado entre la colina de San José de Buenavista, el EstadioAutonomía y la Penitenciaría Central,


además de los predios donde habían funcionado el Luna Park y el Parque Navidad . 


El Centro Cívico se crea para el año 1950, como el área administrativa que viene a formar parte del círculo de edificaciones que proyectan el corazón de la ciudad, el Centro Deportivo y el Centro Cultural. 



La construcción de las diferentes edificaciones que lo conforman el Banco de Guatemala, el Instituto de Seguridad Social (IGSS), el Crédito Hipotecario Nacional, el Instituto Guatemalteco de Turismo (INGUAT), la Corte Suprema de Justicia, la Torre de Tribunales y el Ministerio de Finanzas Públicas, hacen que el Centro Cívico actualmente sea el corazón de la ciudad.


En 1954 la maqueta del Centro cívico fue presentada al Presidente de la república, coronel Carlos Castillo Armas por el Alcalde la ciudad ingeniero Julio Obiols.


La construcción del centro se inicia con la construcción del Palacio Municipal, después el IGSS (todavía en los 60´Sestaba la Penitenciaría Central y el Estadio Autonomía), y sucesivamente los bancos, el Ministerio de Finanzas Públicas (posiblemente para el año 1969) y la Corte Suprema de Justicia, así como en el cerro de San José de Buena Vista; destinado al Centro Cultural para el Teatro Nacional.



Es así como esta área conocida como el Cantón La Libertad empieza a darle forma a lo que ahora es el Centro Cívico, iniciando sus construcciones en 1954, después de existir en sus confines la Penitenciaría Central, el campo de entrenamiento del Fuerte de San José de Buena Vista, la laguneta de El Soldado, el Estadio Autonomía, el Parque Navidad y el Parque Luna Park.
Fueron varios los arquitectos, ingenieros y diseñadores que trabajaron en conjunto para darle forma a lo que actualmente se conoce como Centro Cívico, como al Centro Cultural, dentro de ellos se pueden mencionar: los trabajos de los ingenieros Martín Prado Vélez, Juan Luis Lizarralde, Julio Obiols Gómez, Roberto Solís Hegel, Ernesto Rosales Flores, Joaquín Olivares Martínez, Raúl Aguilar Batres, Roberto Aycinena, Alfred Wolley, Jorge Montes Córdoba, Carlos Alberto Haussler, Arturo López, Pelayo Llarena, Dagoberto Vásquez Castañeda, Raúl Minondo Herrera y Efraín Enrique Recinos Valenzuela.


Se dispuso integrar el Centro Cívico con la colina antiguo Fuerte San José de Buena Vista , para así continuar con el plan regulador que buscaba conectar el sector con la Avenida Bolívar (zona 8). Además se contemplaron proyectos habitacionales multifamiliares para acercar a la gente a estos importantes espacios y así darle una vida más permanente al área.
El espacio para construir en el Centro Cívico fue bien organizado, para ordenar el tránsito por la 6ª y7ª avenida, sin dañar el área ni interrumpir el paso peatonal dentro del complejo. Se tuvo en cuenta la importancia del transporte público y para ello se habilitó la diagonal del ferrocarril, se dejaron áreas de jardín, plazas bajas y plazas superiores.
Carlos Mérida propuso hacer una ciudad maya en el Centro Cívico, fue una propuesta que representaría Tikal, el Templo II, el Gran Jaguar, las Acrópolis norte y sur. Es por eso que los paneles del Banco de Guatemala y el Crédito Hipotecario Nacional presentan diseños para simular estelas.







Construcción de Crédito Hipotecario Nacional


El edificio del Crédito Hipotecario Nacional , contiene una estética arquitectónica recurrente al pensamiento moderno, principalmente al racionalismo/funcionalismo, que es evidente no solo en su emplazamiento sino la experiencia espacial de toda su configuración geométrica, por lo que hace notar evidentemente su esencia reflexiva


Detalle del movimiento de tierra y zanjeo para la elaboración de las zapatas que albergaría las instalaciones del C.H.N


Puede observarse el empleo de la retícula estructural y el encofrado de losas para los distintos niveles, muy recurrente al período arquitectónico.


Además, es notorio el empleo de la retícula estructural para sustentar los diferentes niveles del edificio.
Puede observarse que tanto las estructuras portantes como las losas y entrepisos obedecen a una retícula espacial (losa nervurada) en concreto reforzado, naturalmente correspondiente a la época, donde la presencia del hierro como estructura portante (vigas, columnas, etc.) era nulo.


Detalle del encofrado y elaboración del armado de losa reticular para los diferentes entrepisos del edificio.
El empleo del hormigón reforzado y las losas reticuladas, para su estructura básica hacen que el edificio en mención posea una eficiencia eficaz. De igual forma los muros de cerramientos como lo son los tipos cortina son recurrentes al periodo racionalista de la época







Puente Las Vacas

 Durante el gobierno de Estrada Cabrera se mandó a construir el puente de hierro denominado “Las Vacas” por estar localizado debajo del río del mismo nombre.  




Los trabajos de construcción se iniciaron en 1906 y se concluyeron el 9 de enero de 1908, justo en el año en que se conmemoró la finalización del Ferrocarril Interoceánico de Guatemala.



La relevancia de esa obra radicó en que, contrario a los demás puentes que tenían como objetivo la intercomunicación por la vía terrestre, 


éste tenía como único fin permitir el paso del ferrocarril y así facilitar el transporte de carga entre Puerto Barrios y la capital. 


La estructura metálica fue construida aproximadamente 200 metros sobre la parte más baja del barranco 


y en su elaboración se utilizó la maquinaria más moderna que existía en los albores del siglo XX.








Puente Belice


Su construcción fue finalizada en el año de 1959, la cual fue realizada, en el término de nueve años con dos grandes fundiciones de concreto, que sostienen las estructuras de hierro en forma de arcos, que se encuentran unidas por más de 45 mil remaches y que atraviesan el puente, los cuales fueron diseñados en Alemania y construido de acero en los Estados Unidos de América.

El Puente Belice fue construido en forma paralela al Puente de las Vacas, sus medidas son de 240 metros de largo, por 18.28 metros de ancho, y su construcción fue diseñada para soportar un peso total de 27 toneladas.





PUENTE DEL INCIENSO


Construido a inicios de la década del 70, durante las administraciones de Manuel Colom Argueta  y Leonel Ponciano León, el Puente Martín Prado Vélez, es mejor conocido como Puente del Incienso, dado que así se llama el barranco que dicho puente cruza. 
Este barranco es llamado de esta forma por la cantidad de nubes o neblina que se acumula por la mañana en la parte baja del mismo, dando la impresión de una nube de incienso. 



Ubicado como parte integral del Anillo Periférico (Norte - Sur) que comunica a las zonas 1, 2 y 3 con la zona 7 de la Ciudad Capital.
Un puente totalmente realizado  de concreto premezclado y siendo uno de los primeros de concreto preesforzado.




Teatro Nacional

El Centro Cultural se ubica en la colina de San José, en Guatemala, la cual había estado abandonada desde el año 1944, hasta que la administración del Presidente Ydígoras, decidió generar el primer proyecto para construir un Teatro Nacional.


El primer diseño fue presentado por el arquitecto Marco Vinicio Asturias en 1961, sin embargo su diseño monumentalista no pudo ser construido, debido a que el General Ydígoras fue derrocado en marzo de 1963, deteniéndose la construcción del Gran Teatro por más de 5 años. Aquí es donde el ingeniero Efraín Recinos toma el mando del diseño, ya que ya había estado construyendo obras complementarias.


El encargo tenía 3 importantes puntos: 
conservar las fundaciones ya construidas del diseño anterior, que el edificio fuera más pequeño, 
pero que tuviera capacidad para recibir a 2 mil visitantes. La nueva construcción comenzó el año 1971.



El diseñador de esta gran obra decidió hacer una arquitectura guatemalteca relacionada a los volcanes y cielos azules del lugar (como los Volcanes de Agua y Pacaya, vigilantes de la ciudad desde el sur), para que el edificio se integrara al paisaje a través de su techo.


 Por lo tanto Recinos incluyó la marimba como elemento formal que crea la relación entre el paisaje y las estructuras del centro. 



El Gran Teatro unifica en un sólo objeto, la pintura la escultura y la arquitectura.


Al haber decidido generar una arquitectura guatemalteca, los símbolos propios de esa cultura, se hacen evidentes en la construcción, como por ejemplo la alusión a las pirámides, o el perfil de un jaguar estilizado, siluetas de mujeres, la paleta de colores utilizada, o las curvas que representan las montañas y volcanes del país.


Otra decisión de diseño fue el incluir el uso exterior del teatro, para homenajear a las pirámides mayas. 



El uso de varios colores, y el uso de las curvas decoradas con un trabajo de mosaico de pequeñas piezas, hacen del teatro una arquitectura única que representa el cielo y la tierra, y que puede verse como la continuación de los pliegues naturales del terreno, un mirador natural.


El Gran Teatro se inauguró el 16 de junio de 1978.



    Estación del Ferrocarril


Según la historia, la construcción del edificio de la Estación Central del Ferrocarril se llevó a cabo entre los años de 1884 y 1908. 


Luego, debido al daño que le causaron los terremotos de 1917y 1918 se reconstruye con un estilo arquitectónico neoclásico









Fuente Carlos III


Este monumento fue erigido en la Plaza Mayor de la entonces Capitanía General del Reino de Guatemala, en honor y gloria de Su Majestad Carlos III e inaugurado el 18 de noviembre de 1789 en honor a la consagración al trono español del Rey Carlos IV y la Reina María Luisa de Palma, que fue uno de los acontecimientos más celebrados en España y sus colonias de ultramar. 

El Reyno de Guatemala, por tanto, no quedó al margen y para el caso, la fuente colonial que se empezó a construir en 1783, proyectada por el arquitecto real Marcos Ibáñez, delineada por el arquitecto segundo Antonio de Bernasconi y terminada por el maestro albañil Manuel Barruncho y el escultor Mathías de España, cayó como anillo al dedo y se aprovechó para  conmemorar tan magna fecha.







Mapa en relieve

El Mapa en Relieve quedó concluido en 18 meses, que abarcó no sólo la construcción en sí, sino también el recorrido previo, a lo largo y ancho del país, 


algunas veces en mula, otras a pie, por vía la vía férrea o en lancha por ríos navegables, que llevó a cabo el ingeniero Francisco Vela, creador del diseño


Vela efectuó esta tarea con el fin de lograr la escala más exacta posible de montañas, volcanes, valles, cuencas, ríos, lagos, costas, puertos, ciudades, carreteras y vías férreas, medidos con los instrumentos cartográficos disponibles a principios del siglo XX.


Posteriormente, inició la construcción en un terreno de 2,500 metros cuadrados . Para ejecutar su obra buscó el apoyo del ingeniero Claudio Urrutia y del artista Antonio   Doninelli.



El material incluyó 60 mil ladrillos, 25,900 kilos de cemento, 750 yardas de tubería maleable y una cantidad no especificada de piedra pómez procedente del volcán Santa María. 



La primera fase de construcción fue la plataforma, donde se instaló el sistema hidráulico por donde fluiría el agua de los ríos y lagos.



Después se comenzó a moldear el relieve del suelo, según las escalas establecidas -horizontal 1 por 10 mil, y vertical 1 por 2 mil-.



 Una vez moldeado todo el mapa,  se procedió a la pintura de todo aquello,


Se emplearon, para poblaciones, las pinturas en polvo que tan bien prepara el señor Castellanos, y para los terrenos, la psicroganoma de la casa Paramatti de Italia”.



Construido a 1,472 metros sobre el nivel del mar, quedó finalizado durante un período histórico marcado por la dictadura de Manuel Estrada Cabrera.



Su inauguración tuvo lugar durante las celebraciones de las llamadas Fiestas Escolares o de Minerva, en las que se homenajeaba a los estudiantes más destacados del país.






Palacio de Cartón



En 1920, un año antes del centenario de la Independencia, Guatemala no contaba con un edificio adecuado para celebrar la ocasión.

 Surgió de nuevo la necesidad de construir un Palacio Nacional, pero la propuesta generó polémica porque se consideró inadecuada la inversión económica.

En 1921, a pocos meses del centenario, se construyó un edificio a última hora que se terminó en 90 días y en el cual se usaron materiales perecederos. 

Fue bautizado como Palacio del Centenario, que con el tiempo se conoció como Palacio de Cartón. 

Éste sólo se usaba para actos protocolarios y académicos, y no fue sede de gobierno. 

El Viernes de Dolores de 1925, un incendio acabó con el edificio y con algunos objetos históricos, como la mesa en donde se firmó el Acta de Independencia.

Palacio Nacional



Fue hasta la administración  de Jorge Ubico cuando se iniciaron los trabajos de lo que sería el Palacio Nacional, en el área que antes ocupaba el Ayuntamiento, a un lado de la iglesia Catedral.


La construcción inició el 4 de julio de 1937 y terminó en 1943


Fue diseñado por el ingeriero Rafael Pérez De León. Tiene un estilo ecléctico.
El maestro Julio Urruela fue el autor de 40 vitrales.


En el Salón de Recepciones fueron grabadas escenas de la conquista y la época colonial, así como de héroes indígenas.
En el Salón de Banquetes se representaron virtudes cívicas.


Trabajaron como modeladores Rodolfo Galeotti Torres y Nicolás Espósito, entre otros.


En el decorado de los cielos trabajó el artista Carlos Rigalt. Para el techo del Salón de Banquetes empleó láminas de oro puro de 18 y 23 kilates.


El pintor Alfredo Gálvez Suárez hizo los dos murales que están en la entrada. 


El frontón principal del edificio alcanza los 30 metros de altura, casi la misma elevación que tienen las torres de las esquinas.


Las fuentes interiores son de estilo árabe.


Sobre el arco central de la fachada hay una serie de escudos tallados en piedra blanca de Totonicapán, hechos por Galeotti Torres.


El edificio cuenta con nueve elevadores (seis para uso del público y del personal, uno para el presidente y dos más para carga),

fue declarado monumento histórico y artístico por acuerdo ministerial 880, del 7 de noviembre de 1980.


El edificio construido de concreto con ladrillo revestido de piedra torneada con un color verde. La estructura está diseñada a partir de un cuerpo central del cual se prolongan dos cuerpos laterales, cada uno de estos con tres pisos y un patio central.


En total cubre un área de 8,8090 metros cuadrados y consta de 350 salones.


En el salón de Recepciones, ubicado en el segundo piso y que es uno de los más atractivos del inmueble,  se encuentra un  dibujo con forma de estrella que marca el kilómetro cero del país.


Y una lámpara de cristal de dos toneladas, de las cuales cuelgan cuatro figuras de quetzales bañados en oro





Municipalidad de Guatemala

Puede considerarse un Palacio Municipal ya que se encuentra situado en una plaza y cuenta con escalinatas en ambos lados de su construcción



Emplea piezas de arte en las fachadas oriente y poniente principalmente de Guillermo Grajeda Mena y Dagoberto Vásquez


En total los murales cubren 380 metros del edificio edil.


En 1958, dos años después de haber sido concluida la construcción del Palacio Municipal, oficialmente se trasladó la administración a su actual edificio: 21 calle 6-77 zona 1, Centro Cívico. 

Municipalidad de Guatemala


El edificio tienen dos grandes fachadas abiertas, una al Norte y otra al Sur; y dos frentes cerrados, uno al Oeste y otro al Este.
Los primeras garantizan una iluminación natural perfecta; en la fachada Sur hay parteluces verticales diseñados para las  condiciones locales del edificio; y las segundas lo protegen del cambios de temperatura.




Calzada San Juan

Su construcción se inició a finales de la década de los 60s


Tiene una extensión de 32 kilómetros desde el kilómetro 0 hasta la población de San Juan Sacatepéquez



Calle Nueva (actual Calle Martí)

La construcción de esta importante vía de acceso, entre los cantones de Jocotenango y la Parroquia Vieja al norte de la ciudad de Guatemala, se inauguró el 9 de febrero de 1912 y fue bautizada con el nombre de “Boulevard Estrada Cabrera”. Nombre que, luego del derrocamiento del presidente Estrada Cabrera en 1920, fue abolido y comenzó a denominarse “Calle Nueva”, con el que fue conocida hasta 1953.


El cambio se debió a que el gobierno en turno emitió un decreto a través del cual quedaban sin efectolas nominaciones de todas aquellas obras, monumentos, , edificios, cantones y caminos que tuvieran el nombre del presidente o alguno de sus familiares.
En 1953, derivado de un acuerdo bilateral entre Cuba y Guatemala, así como un homenaje en el centenario de su nacimiento, se bautizó esta vía con el nombre del insigne poeta cubano "José Martí"



Esta calle constituye una faja de terreno que, en su mayor parte, atraviesa el Potrero de Corona; se introduce, agreste e inculta, entre sus cantones de Jocotenango y La Parroquia Vieja. El Supremo Jefe de la Nación Licenciado don Manuel Estrada Cabrera, entonces, ordenó se construyera una calle entre ambos cantones, que a la vez que facilitaría la comunicación por medio de tranvías, etc., y, por otro lado, fuese una obra de embellecimiento para la ciudad. Al efecto, la Dirección de Obras Públicas, se encargó de su construcción, previos los estudios técnicos respectivos.



La calle, se planeó tendría una longitud de 3,254 pies y una anchura de 66. Y en ella se construirían: un puente de hierro de 47 metros, una alcantarilla y dos atargeas: para las obras de tierra que llegan a un cubo de 63,000 metros, se procuró compensar en lo posible los desmontes y terraplenes.


El pavimento de la calle fue construido con el material que garantizaría la duración y la belleza, a fin de corresponder así a la idea que el gobierno se propuso llevar al terreno en práctica


Reconstrucción de Catedral, 1918

El 25 de diciembre de 1917, a las 9:30 de la noche Guatemala enfrentaba una de las mayores catástrofes de la historia sacudida por un terremoto que paso destruyendo a su paso muchos edificios y viviendas, dejando muertes y desolación en la ciudad. La Catedral que tan orgullosamente fuera escenario de la Misa de Gallo, presentaba exteriormente un espectáculo triste, En el atrio los Evangelistas en su mayoría habían quedado quebrados por el peso de los materiales que cayeron desde las torres, las cuales quedaron cercenadas de raíz; la Tiara Papal y la construcción que la sostenía en lo alto cayó totalmente hacia el atrio; los relojes resultaron completamente arruinados. 


En el interior del templo la destrucción era enorme. La cúpula elíptica se había derrumbado en su totalidad, aplastando con su enorme peso el bellísimo altar de mármol, destrozándolo por completo. Del crucero solamente quedaban intactos loas arcos soportados por las columnas, luciendo los relieves de los cuatro Evangelistas completamente intactos. Las bóvedas laterales totalmente caídas. Más de un año permaneció la catedral en ruinas; bajo la dirección del Ingeniero Novella, poco a poco se fueron limpiando los escombros del interior. 
A principios de 1919, el Arzobispo Julián Raimundo y Riveiro por medio de los Canónigos Castañeda Muñoz, José Ángel y Herlindo García, inició colectas para la restauración de la Catedral


El trabajo se inició por demoler totalmente la cúpula y las partes más dañadas de las bóvedas; se siguió con los restos de las torres y se extrajeron enormes cantidades de ripio. Después de sacar a concurso los planos de las obras de la Catedral, se encargó el trabajo al Ingeniero Guido Albany, famoso constructor italiano, graduado en la Universidad de Milán y venido a Centro América, por llamado del Gobierno de El Salvador. El ingeniero Albany era considerado, en esos días, el mejor especialista europeo en cemento armado. Históricamente se le puede considerar el pionero de la moderna arquitectura de Guatemala, por haber sido él quien inició este tipo de construcción. El ingeniero Albany inició los trabajos poniendo sólidos amarres a la portada principal; solicitó los primeros materiales y con solamente dos albañiles, inició la reparación de las cubiertas bóvedas, colocando una lechada y tapando lo mejor posible las grietas con cemento de la mejor calidad. Luego colocó techos provisionales de lámina, como prevención a las filtraciones de agua que podían debilitar la construcción. La sólida bóveda central fue construida totalmente con una gran trama de hierro y cemento. La cúpula y las bóvedas laterales fueron terminadas a finales del año 1924. El 11 de noviembre de 1924 quedó concluida la enorme cúpula que se hizo un poco más grande que la anterior, para que quedara mejor asentada; se le hicieron refuerzos de hormigón, concreto y hierro para sostenerla con la fuerza de las mismas naves. En la construcción de la cúpula y demás de la Catedral, el ingeniero Albany utilizó cemento Pórtland fresco y de fraguado lento, hierro homogéneo, arena de río desprovista de materias orgánicas y piedra pómez. La gravilla no excedió en ningún caso de dos centímetros de grueso. La proporción de cemento, arena y gravilla fue de 340 kilos de cemento Pórtland, 0.500 m3 de arena de río lavada, 0.750 m3 de gravilla triturada, agua dulce y limpia. El resultado de este trabajo está a la vista. 


A pesar de la violencia inaudita del terremoto del 4 de febrero de 1976, las bases puestas por Albany para colocar las torres y cubrir la nave central, así como la cimentación de la cúpula, permanecieron inconmovibles. La sólida trama de vigas y anclajes de hormigón armado, constituyeron la salvación de este enorme e histórico edificio cuya pérdida hubiera sido irreparable.



Iglesia del Calvario

Cuando José Maria Orellana estaba en el poder, este  se interesó en prolongar la 6ta avenida, 

quien además ofreció la construcción de un templo mas moderno en un predio cercano  y aunque los feligreses no les pareció y por más que protestaron, el 30 de agosto de 1926 se coloca la primera piedra del nuevo templo.


 Debido a la muerte del Gral. Orellana y a una serie de golpes de estado, la obra se termino hasta el 20 de noviembre de 1932 con la celebración de una misa que oficio el párroco de la iglesia Pedro Guitar

Reconstrucción de Instituto Central para varones

Ocurrida posteriormente a los terremotos de 1917-1918



Construcción de Sanidad Pública

Obra del arquitecto Rafael Pérez  De León


Se construyó en la actual 9a avenida y 15 calle


de Estilo Art Decó


IGSS


Luego de iniciar el proceso constructivo del Centro Cívico, el IGSS negoció con la Municipalidad el Parque Navidad en compensación por una deuda que tenía, para construir el edificio de sus oficinas centrales dentro del Centro Cívico  y es así como llega a su fin de este parque.


Es el 1 de julio de 1956 que se inicia la construcción del IGSS, pero se terminó tres años después; el 15de septiembre de 1959, en acto solemne presidido por el entonces Presidente de la República General e Ingeniero Miguel Ydígoras Fuentes y el Gerente del IGSS Licenciado Ramiro Flores fue inaugurado el IGSS (Ilustración 25a-b). El costo del terreno fue de Q 704,874.00 y su construcción tuvo un costo de Q 1, 728,874.00. 
El coronel e ingeniero civil Ricardo Barrios Pena, alcalde de la ciudad, le encargo a Roberto Aycinena el desarrollo del edificio administrativo del IGSS, la construcción también estuvo a cargo del ingeniero Alfred Wolley y el arquitecto Jorge Montes.


El IGSS presenta tres niveles de diferente función, una administrativa, otra operativa y el auditórium . Consta de dos alas; el ala norte – sur compuesta de sótano y 8 pisos, y el ala este – oeste compuesta de sótano y 2 pisos, con posibilidad de ampliación hasta 4 pisos. 


Para la construcción de este edifico fue necesario remover 90,525.85 metros cúbicos de tierra, la extensión total del terreno donde se levanta el edificio es de 15,950 m cuadrados, de los cuales 3,450 m se ocuparon en superficie construida y el resto se utilizó para vereda verde, sitios de parqueo y escalinatas.  



El auditórium se construyó en un área de 500 metros cuadrados. Para el 30 de octubre de1946, se promulgó la ley que creó el “Instituto Guatemalteco de Seguridad Social” (IGSS), organismo autónomo de derecho público, con perspectiva propia. 



Ya para el 2 de enero de 1948, a las 11 horas, el mismo fue inaugurado por el ciudadano presidente de la República Dr. Juan José Arévalo. 





HOSPITAL ROOSEVELT

 El proyecto se ubicó en los terrenos de la antigua finca "La Esperanza", lo que ahora es la zona 11 de esta Ciudad Capital. 
La construcción del HOSPITAL ROOSEVELT se inició a finales del año 1944 siendo de nacionalidad guatemalteca los constructores y el encargado del proyecto, el ingeniero Héctor Quezada.
El HOSPITAL ROOSEVELT contaba  con un edificio principal de cuatro (4) pisos, edificios anexos para maternidad y pediatría, edificios para mantenimiento, lavandería, transportes y además amplios de parqueo.


El 3 de enero de 1955 se da a conocer al público, el costo total de la construcción del HOSPITAL ROOSEVELT y el equipamiento que ascendió a Q 8,282,831.33. De los cuales el Gobierno de Guatemala aportó Q7,260,166.33 equivalente al 87.65% del monto total. 
El Gobierno de los Estados Unidos había aportado un millón (Q.1,000,000) equivalente al 12.07%; mientras que otras entidades aportaron Q 22,664 que equivale al restante 0.28%. 
El 15 de diciembre de 1955 queda inaugurada oficialmente la primera sección concluida de esta obra; la Maternidad del HOSPITAL ROOSEVELT, con una capacidad 150 camas.


EMPRESA ELECTRICA


El edificio construido para alojar las oficinas centrales de la Empresa Eléctrica ocupa uno de los escenarios más ajetreados de la vida citadina. En la distribución original de los lotes por las autoridades de la Corona, el predio comprendía desde el terreno de la actual Empresa Eléctrica hasta la institución bancaria, en el poniente. 
Los funcionarios designaron el espacio para la construcción de la vivienda de los ministros de la Real Audiencia, ya que el Real Palacio, sede de la Audiencia, Real Acuerdo y otras oficinas administrativas estaba enfrente, en el espacio que actualmente ocupan el Parque Centenario, el edificio de la Biblioteca Nacional y el antiguo edificio del Instituto de Previsión Militar.Después de los terremotos de 1917 y 1918, se levantó el actual edificio de la Empresa Eléctrica, a cargo 
del ingeniero Luis Schlessinger Carrera. 
El edifcio fue construido con base en una estructura de hierro remachada y concreto, con un diseño realizado en Estados Unidos y adaptado para el entorno guatemalteco. 
Se inauguró en 1924. Su aspecto exterior fue decorado sobriamente, con diseños inspirados en el Art Decó y se colocó un rótulo luminoso que se convirtió en uno de los atractivos a visitar en la Sexta Avenida.
La primera planta fue destinada a la atención al público de la empresa y contó con locales comerciales, entre los que destacó la librería La Lectura y la venta de cajas registradoras de don José Azmitia, uno de los líderes contra el gobierno de Manuel Estrada Cabrera



TEMPLO DE MINERVA

Debido a que fuertes vientos dañaron el primer edificio del templo erigido en honor a Pallas Atenea, porque estaba hecho de madera, tela y cartón, el presidente Estrada Cabrera ordenó la construcción de uno con materiales más durables.
El diseño de la fachada fue elaborado por Manuel María Girón; el plano, por el ingeniero Rodrigo Molina, la construcción estuvo a cargo, primero, del ingeniero Julio Behrens y, después, del ingeniero Luis Paiella.
Los capiteles fueron confeccionados en granito por el maestro Antonio Doninelli, y los relieves de los frontones, por el escultor venezolano Santiago González. Era un templo de estilo jónico romano, con seis columnas en cada uno de sus lados, de 25 metros de longitud, asentado sobre una plataforma o estilóbato de unos dos metros de altura, un frontón triangular con relieves trabajados por el artista venezolano Santiago González, con temas alusivos a la sabiduría.
El tímpano posterior hacía referencia a la institución de estas fiestas. Se ubicó al final del bulevar de Jocotenango o Hipódromo del Norte, en medio del Diamante de Béisbol y del Mapa en Relieve.


 Los capiteles del templo ostentaban medallones de los beneméritos de la patria Pedro Molina, José Cecilio del Valle, Miguel Larreinaga, José Venancio López, Simeón Cañas, Mariano Gálvez, Justo Rufino Barrios, Lorenzo Montúfar, Miguel García Granados, Alejandro Marure, Cayetano Francos y Monroy, y Francisco Marroquín. En el dintel podía leerse “Manuel Estrada Cabrera, Benemérito de la Patria”.



HOTEL DE AUXILIOS MUTUOS


El inmueble, diseñado en 1926 por los arquitectos Erich Kuba, alemán y Juan Bautista Domergue, francés, originalmente estaba destinado para albergar a la sede de la Sociedad de Auxilios Mutuos del Comercio de Guatemala,  que había adquirido el predio que ocupara el Beaterio de Belén  y que pertenecía al Estado.
La construcción fue pensada para que funcionara un hotel , el cual pertenecía a la Sociedad de Auxilios Mutuos , sin embargo a finales de 1920 tuvieron problemas económicos y, finalmente, durante el gobierno de Jorge Ubico, éste compró el terreno hipotecado.
Las obras inconclusas fueron utilizadas para instalar el Palacio de Justicia, el cual fue inaugurado en 1936.
Conforme se fue haciendo insuficiente para albergar a tribunales y dependencias de la  Corte Suprema de Justicia, ésta se trasladó a su actual sede en el Centro Cívico y en el edificio se instaló el Registro General de la Propiedad.
Está ubicado en la 9a avenida entre 14 y 15 calles.









HOTEL CONTINENTAL


Construido en 1900, propiedad de Jhon T. Edwards, a partir del 15 de marzo de 1956 albergó al famoso restaurante Fu Lu Sho.
Está ubicado en la esquina de la 12 calle y 6a avenida del centro histórico de la capital guatemalteca





EDIFICIO LA PERLA


En la obra se recurrió al concreto reforzado y a una decoración plenamente Art Decó, con una torrecilla cilíndrica en la esquina que marcó el eje urbano y el significado del sexteo.


Fue diseñado por los  alemanes Roberto Hoegg, Wilhelm Krebs y Antón Holzheu.
El edificio La Perla fue concluido en 1927. En el primer nivel, además del almacén La Perla, estuvieron Biener y Mi Amigo, también comercios de alemanes.



MUSAC

El edificio es destruido parcialmente por los terremotos de 1917-18, 


motivo por el cual Obras Públicas en 1,925, reconstruye la bóveda de la arquería con machimbre y cubiertas de lámina metálica






Casa presidencial



A iniciativa del señor presidente de la República Jorge Ubico,y con el fin de construir la Casa presidencial, se compraron las casas que componían la manzana en que hoy se levanta el hermoso edificio de la Casa Presidencial.


 La adquisición de ellas fue también encomendada al Coronel Wyld Ospina, Tesorero Nacional, quien progresivamente fue comprando unas y permutando otras por casas nacionales, hasta lograr la propiedad completa de la manzana aludida


 Las construcciones principiaron por varios puntos a la 
vez; y hoy puede apreciarse la parte terminada que abarca todo el callejón Manchén y 5ª. Calle Oriente, así como una parte de la 6ª. Avenida Norte y otra de la 4ª. Calle Oriente.



9a avenida



Colocación de campana Torre del Reformador

Según las memorias de la Secretaría de Fomento de 1936, al venir las piezas de lestructura se colocaron sobre el Boulevard 15de Septiembre donde varios mecánicosexpertos llegaron también, con el solo objeto
de colocar las enormes piezas de hierro para laerección de la grandiosa torre, que es orgullode Guatemala, como el de Eiffel, de París. 



Por su parte, un equipo guatemalteco seencargó de revisar los planes para su instalación, cimientos y drenajes, trabajos a cargo del ingeniero Arturo Bickford, alcalde dela ciudad de Guatemala, quien contó con la 
colaboración la Secretaria de Fomento y la Dirección de Obras Públicas.



El gobierno de Bélgica donó la campana que secolocó en la parte alta de la misma, la cualdebido a su posición  emite un sonido fuerte. 




Colonias 10 de mayo, Centroamérica y Proyectos 4-3 y 4-4
















Construcción de Colonia Ubico





Plaza Bolívar


La Municipalidad de Guatemala, presidida por el licenciado Ramiro Ponce Monroy,inauguró  la Plaza Bolívar (18 y 19 calles, entre 4ª y 5ª avenidas, zona 1).


 La construcción, por diversas causas, demoró bastante tiempo y trabajaron en ella, en lapsos,  cuatro alcaldes.


El costo de la obra  asciende a Q425,718.00 quetzales, pero ha de tenerse en cuenta que en ese total se incluyen Q331,468.00 que corresponden a la desmembración de la cuchilla ocupada por una gasolinera y otras viejas edificaciones,


 resultando en realidad solo Q80,000.00 lo invertido en los trabajos.









Construcción de Ciudad Olímpica

Su construcción se realizó en el año de 1950, durante el Gobierno de Juan José Arévalo.
La planificación se hizo en el barranco “La Barranquilla”, que atravesaba el centro de la capital guatemalteca, no sin protestas de los habitantes de la zona y propietarios de los terrenos. Se pensó que el estadio pudiera estar terminado a finales de 1948, pero fue finalizado a finales de febrero de 1950, previo a la inauguración de los VI Juegos Centroamericanos y del Caribe.


Así nació la Ciudad Olímpica, que incluía un estadio (hoy Estadio Mateo Flores), gimnasio, palacio de los deportes y teatro al aire libre. Además, piscina olímpica y varias canchas de tenis El costo de la obra fue de Q4.7 millones.Se ubica en la zona 5 capitalina. 



Nótese que aún no existía el llamado Puente Olímpico, y por ello la 24 calle terminaba en un redondel frente al edificio de la Confederación Deportiva. A la izquierda, se alcanza a ver el espacio que hoy ocupan el Instituto Guatemalteco de Turismo y el Banco de Guatemala.


El plan original incluía la construcción del estadio, un edificio “para juegos interiores” (básquetbol, box, tenis y patines), piscinas, canchas de tenis (en exterior), el edificio de la Federación Deportiva (hoy Confede) que incluía gimnasio, boliche, billares y ping pong, además de las oficinas y apartamentos para alojar a los deportistas. 


El área estimada era de 23 manzanas y en el diseño se aprovecharía la hondonada.
Una dificultad que el Estado afrontó con la construcción de la Ciudad de los Deportes fue el traslado de las familias que vivían allí. Muchos se resistían al cambio. Se dieron más de cien casos de expropiación.
En junio de 1947 se presentó una maqueta en yeso hecha por Nicolás Espósito, a escala de 1-2000.



En el movimiento de tierras, dragado y colocación de tubería trabajaron 250 personas. En las etapas posteriores se hablaba de mil hombres que laboraban en tres turnos.
Para dar acceso sobre la 12 avenida se construyó una puerta pasarela de concreto sobre la calle de circulación” (hoy cerrada al tránsito). Con respecto de ésta, Aguilar escribió: “Se diseñó una calle con circunvalación para vehículos en dos carriles y doble vía con ancho de 18 metros”. Además previeron un área de parqueo para tres mil vehículos, sin contar los espacios en las calles.


“Fue una época en la que se buscó acercarse a la arquitectura internacional, algunas veces con rasgos neoclásicos o con marcada influencia del art-deco”, dice la Historia General de Guatemala.
El costo total de la obra se estimaba en Q2 millones 500 mil, aunque al final se incrementaron a Q4 millones 700 mil.




En 1948 se planteó la idea de hacer un puente que uniera la 12 avenida con la 6a., sobre la 10a., a 12 metros de alto.



Construcción de Estadio Mateo Flores

El mayor escenario futbolístico de la zona 5, erigido en el gobierno del expresidente doctor Juan José Arévalo Bermejo, al principio recibió el nombre de Estadio de la Revolución,  justo en homenaje de la gesta liberadora del 20 de octubre de 1944. Posteriormente se tomó la decisión oficial de denominarlo Mateo Flores.


Corría el año de 1948. Muchos de los habitantes de la ciudad –que por esos años no superaban el millón, pues en todo el país habían unos cuatro–, iban al barranco de La Barranquilla para observar a un grupo de máquinas constructoras en acción.


 Ahí se ejecutaba un ambicioso proyecto, comparado solamente con la introducción del ferrocarril: la construcción de la Ciudad Olímpica.


el proyecto fue propuesto por  Juan de Dios Aguilar, quien después de ser director general de Caminos, fue nombrado director general de Obras Públicas. La obra más grande de toda la villa deportiva sería el nuevo estadio nacional, el escenario principal de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1950.


El 16 de enero de 1948 se autorizó la edificación y se designó a Aguilar como superintendente. Empezaron los trazos y movimientos de tierra, pero el mayor reto era la construcción de un colector para canalizar las aguas negras y pluviales que corrían desde la avenida Bolívar hasta desembocar en ese lugar. Con más de tres metros de diámetro, el gran drenaje fue una obra jamás imaginada en Centroamérica.


La capacidad normal del estadio estaba estimada para 34 mil personas, 38 mil (posible) y 50 mil (congestionada). La afluencia de público superó las expectativas el día de la inauguración. En octubre de 1947, los periódicos informaban de que para ese momento se habían comprado 90 mil sacos de cemento (de los 113 mil que necesitarían) y 530 toneladas de hierro (de un total de 1415).


El 25 de febrero de 1950 para la inauguración asistieron altas autoridades del gobierno, incluido el presidente Arévalo. La bendición fue hecha por el nuncio apostólico, monseñor Castellani.
A las 11.05 horas se abrieron las puertas de la entrada principal del estadio para que ingresara la delegación guatemalteca a los sextos juegos. La integraban, entre otros, Efraín Recinos, de atletismo (hoy reconocido pintor), y sus dos hermanas, en la misma disciplina; Mario Monteforte Toledo, en esgrima (famoso escritor ya fallecido); Kjell Laugerud, en equitación (que llegó a ser presidente de Guatemala), y Mateo Flores, que en 1952 ganó la maratón de Boston (el estadio fue bautizado con su nombre).


Las palabras del presidente Arévalo resonaron en todo el recinto: “Hoy, 25 de febrero de 1950, en presencia de ilustres visitantes de pueblos amigos y de los delegados a los VI Juegos Centroamericanos y del Caribe, declaró estos juegos solemnemente inaugurados, por el bien del deporte, fraternidad de los pueblos y grandeza de América”
Ese día hubo un encuentro amistoso de futbol con equipos formados por jugadores guatemaltecos, uno por cada departamento.




Construcción de Centro Comercial Montúfar

En 1968 se construye el centro comercial Montúfar, con el concepto de una plaza-parqueo central, rodeada de comercios. 
Surgió como centro de abastecimiento para las zonas 9 y 10 y era el primer proyecto de ese tipo


Centro Comercial de la Zona 4


El Centro Comercial de la zona 4 se dio por iniciativa privada en 1972. Dentro de la historia arquitectónica de Guatemala, se reconoce a este centro comercial como una edificación que vino a embellecer, en su tiempo al centro cívico de la ciudad capital.El diseño inicial fue concebido simplemente con las tiendas que estaban  abiertas al público,

El centro comercial se reconoce como una obra cien por ciento elaborada con material y mano de obra guatemalteca. La realización del anteproyecto estuvo en manos del arquitecto Raúl Minondo; el arquitecto Guido Ricci se encargo de los planos del proyecto. 

Los ingenieros Jorge Toruño y Feltrin, respectivamente, estuvieron a cargo de la coordinación. La programación de la obra la llevaron a cabo los ingenieros Pedro Aragón y Manuel Rivera. El cálculo estructural por el ingeniero Juan José Hermosilla. 

El diseño de las instalaciones eléctricas fue el ingeniero Rodolfo Santizo. Dentro de los datos relevantes acerca de la construcción del centro comercial, se puede mencionar que éste fue edificado en un período de 18 meses. 

Cuenta con tres ascensores públicos y otro de carga; también hay escaleras fijas y automáticas. Se encuentra construido en un área de 44,000 metros cuadrados, el cual cuenta con la capacidad de 100 negocios, de diversas dimensiones.




Colonia La Florida

En el año de 1951, la familia Aycinena, propietaria de grandes extensiones de terreno al Norte del Municipio de Mixco, donde había en algunas partes cafetales y milperíos, y cuyo terreno central es la Finca El Naranjo con aldeas como Lo de Fuentes y El Rodeo, inició la lotificación de parte de sus propiedades con el nombre de “La Florida”, en lo que antiguamente era conocido como Potrero El Espinal, midiendo los lotes en 8.50m y 11.90m (los de esquina) de ancho, por 27.90 de fondo. 

En 1953 se amplió a la “Segunda Florida” a causa de que Julio Vila y compañía Ltda. compró la finca, y al resto de la misma también la fraccionó en lotes de 8.40m y 10.25 de ancho, por 27m de fondo. Fue así como la colonia quedó con una extensión de 816,006 mts2, según el topógrafo Guillermo del Pinal Ayala, limitada al norte por lo que posteriormente fue la colonia Primero de Julio, al sur por la Colonia Belén, y la que posteriormente fue Jardines de San Juan; al occidente por la Colonia Santa Marta, y al Oriente por lo que también posteriormente fueron las colonias Monserrat I y II.


El 18 de julio de 1958,  el extinto Coronel e Ingeniero Miguel Ydígoras Fuentes, en ese entonces Presidente Constitucional de la República de Guatemala, a solicitud de los vecinos organizados en el Comité Pro Mejoramiento de la Colonia “La Florida”, decepcionados por la ineptitud e ineficiencia de la Corporación Municipal de Mixco en solucionar sus problemas de desarrollo urbano, decreta la segregación de la Colonia de la Jurisdicción del Municipio de Mixco y su anexión automática al Municipio de Guatemala, dándole el tiempo necesario para la ampliación de sus límites, amparado en el Decreto 1183 del Congreso de La República en sus artículos 1º, 2º y 3º.




Mercado de Flores

El “Mercado de Flores” anexo al Cementerio General, en 1971, es un local cómodo y moderno en donde se dio espacio a los numerosos vendedores de flores que  antes improvisaban sus puestos en la vía pública, es decir la parte exterior del cementerio, expuestos a las inclemencias del tiempo.

Ubicado en la 18 calle final de la Avenida del Cementerio, zona 3, y localizado en un predio 1,600 metros cuadrados, en el lado Norte, el Mercado de Flores cuenta de 185 puestos de venta para flores y 11 para venta de jarcia y alfarería


El mercado fue construido a un costo de Q75,000 y estuvo a cargo de la Dirección de Obras. En la parte posterior de dicho edificio funcionaba una escuela dominical de Artesanía, a la cual concurrían muchas personas.



AEROPUERTO


La Terminal Aérea actual (proyecto CETALA, como se le denominó entonces) se inauguró el 10 de diciembre de 1968 por el presidente Julio César Méndez Montenegro. La obra fue iniciada durante el gobierno del Coronel Enrique Peralta Azurdia en abril de 1965. Fue diseñada por los arquitectos Guillermo Mendoza y Elvin Farrington; el diseño de los muros internos y externos fue realizado por el ingeniero Efraín Recinos, obra que título como “Mayas-Máquinas”. 


La obra estuvo encomendada a la Dirección General de Obras Públicas bajo la dirección del ingeniero Luis Vásquez Canett; en la cuestión estructural fueron responsables los ingenieros Pablo Gutiérrez y Roberto Zepeda y en drenajes y electricidad el ingeniero Rodolfo Koenisgberg. Todo este emprendimiento de infraestructura tuvo un costo de Q4,760,048.65.







CONSTRUCCION DE CARRETERAS 

Carretera al Atlántico


En julio de 1951 se iniciaron los trabajos de la ruta al Atlántico o CA-09 Norte.




Con el fin de unir los puertos de Santo Tomás de Castilla y Puerto Barrios, situados en la bahía de Amatique,  con la capital de la república.


Su longitud es de 304 kilómetros, tiene 62 puentes cuyas longitudes suman  2171 metros.



El más importante es el llamado Puente Belice.



La inauguración de esta vital carretera tuvo lugar el 29 de noviembre de 1959.




CARRETERA A  PETEN


En 1977 se realiza la comunicación con El Petén mediante carretera, la que se inició físicamente en octubre de 1964.



Esta ruta parte del lugar denominado  La Ruidosa, terminando en el pueblo de San Benito a orillas del lago Petén Itza




CARRETERA EL PROGRESO- MORAZAN

Es la que partiendo de El Rancho se desvía hacia el Municipio de Morazán y los Departamentos de Alta y Baja Verapaz



VIA DEL FERROCARRIL

La línea Guatemala-Puerto Barrios que atraviesa el valle del Motagua, tiene un ancho de 36 pulgadas (914 milímetros) y los trenes consiguen en ella una velocidad media de seis kilómetros por hora.

En la construcción de la línea trabajaron mejicanos, jamaicanos y hasta estadounidenses de raza negra procedentes de Nueva Orleans. Las condiciones del trabajo y del clima eran tan adversas que el ingeniero William Penney llegó a afirmar que la construcción era “una historia de enfermedad, miseria y muerte, siendo las principales causas de mortalidad, la fiebre, la diarrea y el licor”.

Así se consiguió llevar la línea desde Puerto Barrios hasta el Rancho pero en 1904, la falta de capital para terminar los 94 kilómetros que faltaban hasta la ciudad de Guatemala llevó al entonces presidente Manuel Estrada Cabrera a sacar a concesión la línea, por un período de 99 años.

Concesión que obtuvieron Minor Keith y William Van Horne, propietarios de la United Fruit Company (UFCO), acompañada de exenciones de impuestos, grandes fincas para la plantación de plataneras y la cesión del muelle de Puerto Barrios. 

Terminados aquellos 94 kilómetros, Estrada Cabrera decretó diecisiete días de fiesta e inauguró un monumento en San José del Golfo.

Tras la concesión de la línea del Atlántico La United Fruit adquirió las otras líneas privadas y, en 1912, nació la IRCA, hermana ferroviaria de la frutera, en cuyas manos estaba todo el sistema ferroviario, a excepción de los 51,5 km de la línea de Verapaz, construida por los productores de café alemanes, y del Ferrocarril de Los Altos, tren eléctrico, también de ingeniería alemana, en Quetzaltenango.

Del ferrocarril cuyo trabajo prioritario era el transporte de la fruta, se benefició también el servicio de viajeros y el viaje de la capital al Atlántico se redujo de seis días a doce horas. 

El ferrocarril se mantuvo a flote hasta la llegada de Jacobo Arbenz a la presidencia de la república. 






Fuentes
http://www.banguat.gob.gt/info/construccion_banguat.pdf
http://www.plataformaarquitectura.cl/2011/10/25/clasicos-de-arquitectura-gran-teatro-nacional-efrain-recinos/
http://www.deguate.com.gt/artman/publish/hist_contempo/El_mapa_en_relieve_8752.shtml#.UfLYANIyLvt
servicios.prensalibre.com/pl/domingo/archivo/revistad/2006/noviembre06/051106/cultura.shtml
http://mu.muniguate.com/index.php/component/content/article/34
Dra. en Letras Frieda Liliana Morales Barco
http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/02/02_2397.pdf
http://www.caminos.gob.gt/caminos/historia.php
http://www.vialibre-ffe.com/noticias.asp?not=1183&cs=hist
http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=591980
http://recorridoporguatemala.blogspot.com/2007/08/centro-comercial-de-la-zona-4.htm
http://www.flickr.com/photos/pal1970/3794094630/
http://es.scribd.com/doc/141200661/Informe-Arqueologia-IGSS-zona-1-parqueo-parte-II
http://servicios.prensalibre.com/pl/domingo/archivo/revistad/2006/abril06/230406/dreportaje.shtml
http://digital.nuestrodiario.com/Olive/ODE/NuestroDiario/LandingPage/LandingPage.aspx?href=R05ELzIwMTEvMDMvMzA.&pageno=Mzg.&entity=QXIwMzgwMA..&view=ZW50aXR5
http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=495771&page=5

3 comentarios:

  1. que linda esta pagina, hermosas fotografías e información valiosa. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Excelente página!
    recomendación: más fotografías, información mas detallada.

    ResponderEliminar
  3. Excelente pagina, voy a citarla en mi tesis de maestría quisiera tener el dato del autor de la información para poder completar mi información del sitio web, de antemano agradecido

    ResponderEliminar